Protagonista "Beverly Hills 90210" dice hija recién nacida no lo deja dormir

Jason Priestley, uno de los protagonistas de la serie "Beverly Hills 90210" ("Sensación de vivir") reconoció que la primera consecuencia en su vida diaria de tener un hijo ha sido la de dormir poco. En declaraciones realizadas a la revista estadounidense People, Priestley, que interpretaba al personaje de "Brandon", señala que tras ser padre de una niña hace diez días está "totalmente falto de sueño". Según relata en su edición de hoy, el actor, de 37 años, estuvo toda la conferencia de prensa que ofreció la Asociación de Críticos de Televisión en Los Ángeles bebiendo café. Sin embargo, Priestley indicó que no le importa pasar sueño por su hija, a la que no ha puesto nombre todavía. Por otro lado, señaló que no está seguro de cómo equilibrar la vida laboral y personal y que su mujer, la maquilladora británica Naomi Lowde, está "muy bien" tras el parto. "Estoy seguro de que ahora está descansando. Si el bebé está dormido estoy seguro que ella también. No ha habido ninguna sorpresa en los primeros diez días de vida del bebé, pero estoy seguro de que quedan algunas por llegar", agregó. Priestley explicó que su hija tendrá pasaportes estadounidense y canadiense, ya que el actor nació en Columbia británica, y su esposa es británica, "igual tendrá tres pasaportes". Por último, indicó que no tiene que preocuparse por los paparazzi, ya que no pertenece al trío formado por Paris Hilton, Britney Spears y Lindsay Lohan. "Yo creo que soy del pasado milenio, ¡no me puedo creer por lo que pasan estas chicas hoy en día!", agregó Priestley, quien explicó que ahora es mucho más fácil perseguir a los famosos y retratarlos porque todo el mundo tiene una cámara en el móvil.