Publican "guías de supervivencia" para neoyorquinos ante "hordas" de turistas

Algunos periódicos y revistas neoyorquinos publican estos días "guías de supervivencia" con consejos para evitar las "hordas" de turistas que llegan a Nueva York atraídos por la debilidad del dólar, el afán consumista y el espíritu navideño que invade estos días la Gran Manzana. Con una buena dosis de humor, el diario New York Post aconseja a los neoyorquinos evitar a toda costa lo que denominan "el triángulo de las Bermudas" de los turistas, es decir, la zona comprendida entre el Rockefeller Center, los grandes almacenes Sacks en la Quinta Avenida y la tienda de Tiffany´s. "Una vez que entres ahí, te verás perdido en un mar de ansiosos turistas exclamando ¡ah! y ¡oh! ante el bonito árbol y las luces brillantes", advierte este diario, que asegura que los turistas son lentos, se pasan diez minutos para pedir un café y se paran, "miran hacia arriba y señalan...¿a qué?, no tenemos idea". El New York Post recomienda a los neoyorquinos dos "zonas seguras", todavía vírgenes para los turistas: Morningside Heights, entre las calles 110 y 125, y Greenwich Village, al sur de Manhattan. Otra solución para los neoyorquinos es seguir las recomendaciones del libro "El mundo en una ciudad. Viajar por todo el mundo a través de los barrios del nuevo Nueva York", del columnista del diario New York Times Joseph Berger, que permite a los neoyorquinos descubrir los barrios más multiculturales de la ciudad y que no salen en las guías turísticas. El semanario de ocio Time Out se pregunta qué tiene Nueva York que atrae a tantos turistas mientras que el turismo en el resto del país ha bajado un 11 por ciento. Se espera que 45,5 millones de turistas visiten Nueva York en 2007, un 5 por ciento más que en 2006, y que ocho millones de ellos sean extranjeros. La debilidad del dólar frente a otras divisas como el euro hace todavía más atractiva la ciudad de los rascacielos para los turistas, sobre todo para los europeos. Unos 256.000 españoles, 198.000 mexicanos y 151.000 brasileños visitaron en 2006 Nueva York, y son los británicos, con 1,12 millones de turistas, y los canadienses, con 840.000, los que más atraídos se siente por la Gran Manzana, según las estadísticas. Time Out asegura que en los últimos años los turistas incluso están empezando a llegar al barrio de Brooklyn, al otro lado del East River, gracias a los tours turísticos en autobús de la compañía Gray Line y la apertura de varios hoteles. Ernesto Freire, responsable de comunicación de NYC & Company, la empresa encargada de los asuntos turísticos y promocionales de Nueva York, resta importancia al hecho de que estos días aparezcan en los medios estas guías de supervivencia para huir de los turistas y asegura que se trata de "una broma" de la prensa local. En declaraciones a Efe, Freire insistió en que los turistas son "bienvenidos" y asegura que los visitantes vienen "no solo porque Nueva York es Nueva York, sino porque los neoyorquinos atienden a los turistas, les indican direcciones y les ayudan en el metro". El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y NYC & Company lanzaron en agosto precisamente una campaña bajo el lema "Tan sólo pregunta a los vecinos" (Just ask the locals) con la que pretendían mejorar las primeras impresiones que sobre Nueva York y los neoyorquinos reciben los turistas. En esa campaña, neoyorquinos famosos como el actor Robert de Niro, la actriz Julianne Moore y el pintor contemporáneo Chuck Close, entre otros, recomiendan a los visitantes algunos de sus lugares favoritos para cenar, ir de compras o asistir a un evento nocturno, entre otros valiosos consejos. El pasado mes de octubre, Bloomberg y NYC & Company lanzaron otra campaña de promoción internacional y en el interior de Estados Unidos titulada simplemente "Esto es Nueva York" y con la que pretenden promocionar los atractivos de la ciudad y lograr atraer a 50 millones de visitantes en 2015. El sector turístico en Nueva York ha ido recuperándose paulatinamente después de la fuerte caída que registró tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas, año en el que la ciudad tuvo 35,2 millones de turistas. Los 43,8 millones de turistas extranjeros y nacionales que recibió la ciudad de Nueva York en 2006 se gastaron 24.710 millones de dólares y el número de empleos vinculados al turismo fue de 368.179, según datos facilitados por NYC & Company.