"Punto Com" repite triunfo en Carrera de Burros de Tricio (La Rioja)

El burro "Punto Com", montado por el joven de 21 años Ernanstz Uriarte, vecino de Zalla (Vizcaya), revalidó hoy su triunfo en la XXXVI Carrera de Burros de Tricio (La Rioja), al completar los 2.150 metros de circuito por las calles del pueblo en cinco minutos y treinta segundos. En segundo lugar se clasificó el burro "Chispas", montado por Aitor Isuskiza, que tardó un minuto más que "Punto Com" en cruzar la meta de la Carrera, que tiene como fin contribuir a la protección de esta especie animal. El tercer clasificado fue el burro "Macario", montado por Aimar Gauna, que tardó siete minutos y treinta segundos en hacer el recorrido. Un total de diez burros -siete del País Vasco y tres de La Rioja- participaron en la Carrera, que se desarrolló durante unos veinticinco minutos y que congregó a más de un millar de personas. La prueba se desarrolló sin incidentes, aunque, según explicó su organizador, Pedro Julián Alegría, un "mulo burreño" tuvo que ser descalificado antes del inicio, al no estar autorizado para la Carrera, en la que sólo se permite la presencia de burros. El jinete ganador, Ernanstz Uriarte, explicó a Efe que es la cuarta vez que participa en esta Carrera, y la tercera con el mismo animal, que es de su propiedad, junto a "Caribe", que quedó clasificado en cuarta posición, y que montó un amigo. Uriarte precisó que se dedica a la construcción y que tiene a sus burros como un "hobby". Explicó también que comenzó hace unos años a participar en varias carreras de burros que se celebran en el País Vasco, aunque también dijo que la de Tricio es la que tiene un mayor recorrido y la que más le gusta. Añadió que su asno, que tiene ocho años, es "un poco difícil y no se deja montar", por lo que recalcó que prefirió montarlo él y dejar "Caribe" a un amigo. El alcalde de Tricio, Carlos Benito, explicó que esta tradición tiene su origen en "unas carreras cómicas, en las que los jinetes iban vestidos de payasos, pero, después, se empezaron a establecer premios muy buenos, aumentó la participación y se hicieron normas para correr". El reglamento de esta competición exige que "no se maltrate ni se use pértiga alguna ni se pegue a los burros, por lo que en todo el trayecto hay jueces que si ven que se maltrata a los animales, sancionan a los jinetes y los descalifican", aclaró. El jinete ganador fue recompensado con 200 euros, y este año, como novedad, todos los participantes recibieron una figura de burro modelada en barro.