Queman 83 toneladas de leña en la mayor hoguera lusa de Navidad

Los habitantes de Outeiro Pequeno, una pequeña parroquia del centro de Portugal, quemaron durante la Nochebuena cerca de 83 toneladas de leña en la mayor hoguera navideña organizada en el país. La enorme pila de madera llegó a una altura de más de siete metros con otros ocho de diámetro, pero fue respetuosa con el medio ambiente porque estaba compuesta de troncos que ya habían ardido en un incendio forestal. Antes de la medianoche fue prendida la gigantesca hoguera y alcanzó una fuerza que al principio impedía aproximarse a varios metros, aunque después en sus brasas se asó carne de puerco para dar de cenar a los cerca de 200 habitantes de la localidad congregados allí a pasar la Nochebuena. En ese pueblo se ha vuelto tradición hacer una gran hoguera para que los lugareños se reúnan a su alrededor a conversar y festejar la noche navideña al calor y la luz del fuego. Pero este año un grupo de amigos decidieron batir un récord y encender en Outeiro Pequeno, en el distrito de Santarem, la mayor hoguera navideña de la que se tiene noticia en Portugal. Con ayuda de maquinaria y de otros aldeanos transportaron desde los bosques cercanos al pueblo decenas de troncos hasta duplicar las más de 40 toneladas de madera que fueron quemadas en la hoguera del año pasado. Los organizadores aseguraron a medios lusos que no se hizo daño alguno a la riqueza natural de la región porque utilizaron troncos de eucalipto de la zona de Ourem, que ya habían ardido en el verano durante un incendio forestal.