Reclusos de cárcel de Hamburgo ofrecen productos de diseño y marca exclusivos

Los reclusos del mayor presidio de Hamburgo, conocido popularmente como Santa Fu, se han lanzado al negocio comercial con una amplia y variada oferta de productos de diseño exclusivo y marca propia que se pueden adquirir incluso a través de internet. Un juego de memoria con treinta parejas de tarjetas que llevan fotografías de tatuajes de los presos, un libro de cocina titulado "Pollo con esposas" o camisetas con textos como "De nuevo libre" o "Todavía inocente" son algunas de las cosas que ofrecen. La iniciativa carcelaria, que pretende motivar la capacidad creativa de los reclusos, fue recientemente galardonada con el premio "Alemania-País de ideas", con el que el Gobierno germano incentiva las creaciones mas innovadoras y originales. "Alaarm", un juego de mesa y sociedad en el que los participantes deben tratar de fugarse de la cárcel, es uno de los productos de mayor éxito de los ofertados por los presos de Santa Fu, cuya publicidad subraya que "ha sido pensado por reclusos y se juega en las celdas". No menos interesante es el recetario "Pollo con esposas", que reúne las habilidades gastronómicas de los presos en sus celdas y que incluye propuestas gastronómicas de nombres tan variopintos como "La sartén de la paz", "Pan de mono", "Gafas de pollito" o "El gordo Jesús". Igualmente novedoso es el CD "Knast live" (La trena en vivo), que recoge los sonidos habituales de la cárcel, desde el tintineo de las llaves de los carceleros, a los comunicados por megafonía, el eco de los pasos por los pasillos o el ruido de las puertas al cerrarse las celdas. Un neceser de aseo con el texto "Mantente limpio" y auténticos productos de higiene marca Santa Fu, un diario fabricado en la encuadernadora de la cárcel con la frase publicitaria "Las ideas son libres" y una amplia gama de mecheros Zippo grabados por los reclusos completan, entre otras cosas, la oferta de productos carcelarios de la mayor prisión de Hamburgo.