Restaurador italiano niega retirada de su escaparate foto con Chelsea Clinton

El dueño de un restaurante italiano de Nueva York quiere plantar cara al ex presidente de EEUU Bill Clinton y seguirá mostrando en su escaparate la foto que se tomó con la hija de éste, Chelsea, pese a que sus abogados hayan pedido que la retire. Nino Selimaj, dueño del restaurante Osso Buco del Village neoyorquino, confirmó hoy a EFE que no tiene la más mínima intención de descolgar del aparador de su establecimiento la instantánea, a pesar de que hace una semana recibiera una carta de los abogados del ex mandatario en la que se le exigía su retirada. Bajo la amenaza de que se iniciarían "acciones legales" en su contra, la misiva de los abogados del padre de la fotografiada alentaban a Selimaj a quitar cualquier imagen de "la ciudadana Chelsea Clinton", ya que ésta nunca había dado su aprobación a la fotografía. La imagen de la que fuera "primera hija" de EEUU lleva expuesta allí desde hace cinco años, junto a las de otros famosos que han pasado por el restaurante, pero, según asegura Selimaj, dueño de seis restaurantes en Nueva York, "Chelsea significaba mucho" para él. La instantánea se tomó con el consentimiento de Chelsea, quien cenó una noche en el restaurante de Selimaj junto con una treintena de amigos. Nino Selimaj responderá hoy a los abogados del ex presidente Clinton y, según aseguró, les explicará su negativa a deshacerse de la imagen.