Retiran los cargos contra limpiadora brasileña acusada de soborno a jueces

La limpiadora brasileña acusada de sobornar a una jueza y robar unos vídeos comprometedores a otro magistrado salió hoy victoriosa de un tribunal británico después de que la acusación decidiese retirar los cargos contra ella. Roselane Driza, de 37 años, fue condenada en 2006 a 33 meses de prisión por esos delitos, aunque el Tribunal de Apelación de Londres anuló en febrero pasado esa sentencia y ordenó la celebración de un segundo juicio con nuevas pruebas. Sin embargo, en una vista preliminar celebrada hoy en el tribunal penal de Old Bailey, en el centro de Londres, el abogado de la acusación, John Black, decidió no continuar el proceso contra la mujer porque los dos jueces estaban demasiados enfermos para prestar declaración. "Se ha hecho justicia, estoy feliz", dijo Driza a la salida del tribunal, al tiempo que explicó que ya no trabajaba como limpiadora y que estaba en paro desde hace dos años a la espera de su visado. Driza estaba acusada de chantajear a una jueza y robar vídeos domésticos con imágenes comprometedoras a otro con quien tanto ella como la magistrada habían tenido una relación sentimental. En 1999, la brasileña empezó a trabajar como limpiadora para una magistrada que por razones legales no puede ser identificada y para el juez Mohammed Ilyas Khan, ambos colegas en el Tribunal de Asilo e Inmigración del Reino Unido. Cuando los jueces se separaron, ambos mantuvieron a la mujer en su casa en régimen de empleada interna, aunque posteriormente la magistrada la despidió por considerar que se entrometía demasiado en su vida privada. Driza continuó entonces trabajando como empleada doméstica para Khan, de 61 años, con quien inició una relación amorosa que duró hasta que la magistrada los descubrió. Después de que el juez prescindiera de sus servicios y rompiera su relación amorosa, la brasileña exigió a la magistrada el equivalente a 29.500 euros (unos 34.000 dólares) a cambio de no revelar que había trabajado ilegalmente para ella y amenazó al hombre con difundir dos vídeos en los que aparecían juntos Driza e Ilyas Khan con imágenes comprometidas.