Sarah J. Parker dice secreto de matrimonio es mantenerlo fuera ojo público

La actriz estadounidense Sarah Jessica Parker asegura que el secreto para mantener diez años de matrimonio radica en mantenerlo fuera del ojo público y no contar a la prensa los secretos de alcoba. En declaraciones a la edición de julio de la revista "Elle", una de las cuatro protagonistas de la serie de televisión "Sex and the city" ("Sexo en Nueva York"), indica que lo mejor "es evitar ir con mi pareja (el actor Matthew Broderick) de la mano por la alfombra roja. Es donde te cogen y te preguntan ´¿cuándo vais a tener otro hijo?´. Nosotros intentamos no hablar de nuestra relación". "No es que no estemos orgullosos, simplemente es que sería el beso de la muerte (hablar de la relación)", agrega la actriz, quien también explica que no es "difícil ser una pareja privada. Hay gente que lo logra". A su vez, la actriz se refiere a su hijo James Wilkie, de 4 años y medio, fruto de su matrimonio con Broderick. De él asegura que es un niño "muy consciente del tiempo que pasamos juntos. Yo intento estar por lo menos cuatro noches a la semana en casa para acostarle y si no lo estoy no me lo perdona. La otra noche estábamos sentados en la escalera de casa antes de irme con Matthew al teatro, y mirándome me dijo ´mamá, esto se tiene que acabar. Sube y quítate el vestido´". En la actualidad la actriz se encuentra preparando dos películas. Una con el actor Dennis Quaid y Thomas Haden Church titulada "Smart People" y la otra es "Spinning into butter", con Beau Bridges y Miranda Richardson. La actriz se refiere también a la posibilidad de que por fin se haya llegado a un acuerdo entre sus compañeras para el rodaje de la película basada en la serie que le lanzó a la fama mundial, "Sex and the city". "Creo que esta vez se rodará. Yo quiero que pase", revela Parker, quien agrega que hay que "respetar las decisiones de varias personas (para no querer rodar la cinta). Una de nosotros no quería hacerlo, en concreto Kim Catrall por razones que no pregunté. No es mi papel convencer a nadie de nada ya sea por razones creativas o financieras, o lo que fuera". Por último, la actriz se refiere a su nueva línea de ropa -Bitten- que distribuye a través de la cadena Steve & Barry y que se caracteriza por sus precios accesibles. "La idea de que la calidad no debe ser un privilegio y que el lujo no debe ser algo exclusivo, es algo que me encanta", afirma Parker.