Sean Penn y Robin Wright se divorcian tras once años de matrimonio

El actor estadounidense Sean Penn y su esposa, la actriz Robin Wright, se divorcian tras once años de matrimonio, informó hoy su representante, Mara Buxbaum, a la revista "People". La pareja se casó en 1996 tras varios años de relación y cuando ya tenían dos hijos en común, Dylan Frances, de 16 años, y Hopper Jack, de 14, según "People", que no da más detalles del divorcio. Sean Penn, de 47 años, y Robin Wright, de 41, vivían en San Francisco (California). El actor californiano, protagonista de películas como "21 gramos", "Mystic River" (por el que recibió un Oscar) y "El asesinato de Richard Nixon", compite este año por los Globos de Oro, y probablemente por los Oscar, con su último filme como director, "Into the Wild". Penn, al recoger el Oscar en 2004, agradeció a Robin ese "genuino corazón" que tanto le había ayudado en su trabajo y en su vida, donde se había convertido en su "barómetro". Robin Wright, protagonista de "Forrest Gump", "Nueve vidas", "Breaking and Entering" o "Beowulf", tiene en proyecto participar en "State of Play", del director Kevin MacDonald ("El último rey de Escocia"), junto a Russell Crowe, Ben Affleck y Helen Mirren. La boda de Sean y Robin, en 1996, congregó en Santa Mónica a unos 80 invitados, entre ellos Marlon Brando, Jack Nicholson, Robert de Niro, Warren Beatty, Tim Robbins y Susan Sarandon, además de los dos hijos de la pareja, que entonces contaban con cinco y dos años de edad. Era el primer matrimonio para la actriz, que se casó de blanco, y el segundo para Penn -de riguroso chaqué-, que estuvo casado con la cantante Madonna entre 1985 y 1989. Penn y Wright se conocieron en 1989 durante el rodaje de "State of Grace" ("El clan de los irlandeses") y desde entonces mantuvieron una tormentosa relación. Se separaron temporalmente a mediados de los 90, aunque finalmente se reconciliaron y tomaron entonces la decisión de contraer matrimonio.