Serrat y Sabina prometen a Bogotá noche de fraternidad, ilusión y fantasía

Los cantautores españoles Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, que se presentarán juntos el próximo miércoles en el Coliseo El Campín, de Bogotá, prometieron al público de la capital colombiana una noche de música, fiesta, fraternidad, ilusión y fantasía. Los artistas, que realizan al gira internacional "Dos pájaros de un tiro", declararon en una entrevista con el diario bogotano "El Tiempo" que hablaron durante muchos años de cantar juntos, pero creían que eran cuestiones que se dicen al calor de los "tragos". "Van a encontrar un grupo de gente capitaneado por Sabina y Serrat, entregados a su oficio, con mucha ilusión, sabedores de que nos esperan para compartir una noche de música, de fiesta, de fraternidad, ilusión, fantasía", dijo el catalán. Sabina añadió que los asistentes al concierto "van a encontrar a Serrat cantando canciones de Sabina, a mí cantando canciones de Serrat, a los dos cantando y un espectáculo muy teatral en donde prima la idea de estar juntos". "Hoy ya llevamos 57 conciertos y estamos encantados", agregó Sabina, "El pirata cojo". "Yo ni siquiera me atrevía a soñarlo porque mi relación con él (Serrat) hace 20 años era de discípulo a maestro y yo lo admiraba mucho", añadió. Preguntado en quién estaba pensando cuando escribió "19 días y 500 noches!", Sabina contestó que "en una hija de puta que me dejó tirado, de cuyo nombre no quiero acordarme" y estalló en risas. Serrat recordó al humorista argentino Roberto Fontanarrosa, fallecido hace pocos meses, y expresó que, "sin duda alguna, el ´negro´ fue a lo largo de su vida un ejemplo, pero en sus últimos años, en su disputa por la supervivencia, fue un ejemplo de cómo un hombre enfrenta el destino que le toca, algo que no puede controlar, algo que como un injusto castigo le cayó encima". "No conozco a nadie que haya vivido con tanta generosidad como él, con los demás, con tantas ganas de vivir y de burlar a la muerte", puntualizó.