Sevillana de 70 años cuenta "Memorias de la posguerra" y una historia de amor

La sevillana Dolores Gutiérrez ha publicado, a sus 70 años, un libro de "Memorias de la posguerra", con el que rescata historias reales de este periodo de la historia de España, y que incluye una novela breve "sobre el amor verdadero, ese que hace temblar las piernas y retumbar el estómago". "Me he inventado un personaje, una niña de trece años, y un escenario que no existe, y a través de ellos cuento cosas que realmente vi y que me han contado a mi, sobre la miseria de la época, sobre cómo la gente se las apañaba para seguir adelante", declaró a Efe la escritora. Por "Memorias de la posguerra. Tiempo de maletas y baúles" (Alfar) desfilan personajes que sobrevivieron a los tiempos de las cartillas de racionamiento, como "aquellos niños que recogían pajaritos para venderlos y llevarse algo a la boca", y que recorren un paisaje sembrado de "mujeres que fregaban el suelo de rodillas mientras las cuadrillas de jornaleros segaban el trigo y los soldados patrullaban los pueblos". "Aquello fue horroroso, no quedaba ni un gato por las calles", expresó la escritora, y añadió que "ahora cuentas todo esto y los niños se creen que es un embuste. Dios quiera que no vuelva a pasar algo parecido", deseó. Preguntada por su opinión sobre el debate político en torno a la recuperación de la memoria histórica, Gutiérrez consideró que "es bueno que se hable sobre esto, pero alguna gente se pasa", y sentenció que "en esta vida hay dos bandos, los que escuchan y los que tienen que callarse". "Memorias de la posguerra" incluye una novela corta, "Hablando de amor", con la que su autora ha querido "contar lo que es el amor verdadero, que es lo más bonito que puede sentir una persona" y que "puede manifestarse de maneras muy distintas, desde el sentimiento de la pareja hasta el de una madre o un hijo". "Esta vida es como es y tiene los problemas que tiene, pero la persona que se cruza con ese amor profundo tiene más motivos para seguir adelante", manifestó. Sin embargo, la escritora opinó que "hoy día se ve poco amor verdadero", ya que "esto es un chuleo y cada vez hay menos respeto entre las personas". Este es el quinto libro que Dolores publica, aunque aseguró que empezó a escribir desde niña, "cuando las monjas nos hacían escribir poemas en el convento al que iba y la hermana Sofía cogía mis escritos y los pasaba a máquina porque le gustaban mucho, lo que me animó a seguir", explicó. "Si me muero, mi mayor pena será dejar mis libros y mi ordenador", expresó Gutiérrez, a quien le gusta escribir bajo la sombra de los árboles de su jardín, en el pueblo de Valencina (Sevilla), y quien solía hacerlo en su máquina de escribir, aunque ahora prefiere su portátil. La autora aseguró que su escritura "se basa en querer el bien para toda la gente, que no es buena ni mala", ya que "Dios nos ha puesto aquí por poco tiempo y algo habrá que hacer". Antes de "Memorias de la Posguerra", Dolores publicó los libros "Mirando al cielo", "Producto de la sencillez", "El mar y el horizonte", y "El campo y el pastor". "De todo me pasa con este laberinto que traigo entre manos y que es la literatura", concluyó.