Sihanuk, dos veces rey de Camboya, cumple 85 años

Norodom Sihanuk, coronado en dos ocasiones rey de Camboya, cumplió hoy 85 años sin grandes celebraciones y en el ámbito familiar, aunque la mayoría de los camboyanos le venera como un dios. Desde que abdicó en su hijo Norodom Sihamoni, en octubre de 2004, Sihanuk es llamado por sus súbditos como el Padre del Rey y su figura mantiene una fuerte influencia en el país, a pesar de sus cada vez menos frecuentes apariciones públicas. Sihanuk se pasa casi la mayor parte del año en China en manos del equipo de médicos que le cuida de un cáncer de colon, diabetes y otros problemas, pero regresa a su país en las ocasiones señaladas, como su cumpleaños. En un intento de pasar a un segundo plano y de no eclipsar el reinado de Sihamoni, el aniversario de su natalicio no fue declarado fiesta nacional, por segundo año consecutivo, y todas las celebraciones organizadas han sido para conmemorar la entronización de su hijo. La trayectoria de Sihanuk incluye dos periodos como monarca y un plazo aún mayor como príncipe, entre 1955 y 1970, cuando abdicó por primera vez en favor de su padre, Norodom Suramarit, para convertirse en político. Los camboyanos, en general, le atribuyen el papel de arquitecto de la independencia (1953) y de los siguientes "años dorados", en los que dirigió el país como primer ministro con autoridad pero con esplendor, y a Camboya acudían artista de renombre internacional como Catherine Deneuve. El propio Sihanuk disfrutó en esa época de una carrera ilustre como actor, director de cine y músico. Sus simpatías por la China maoísta no sentaron bien en una época en la que Estados Unidos combatía en indochina contra el comunismo vietnamita, y, en 1970, el general Lon Nol se levantó, dio un golpe de Estado proestadounidense y envió a Sihanuk al exilio. El Jemer Rojo de Pol Pot acabó con el Gobierno de Lon Nol en 1975 y Sihanuk, a su regreso, es confinado en su palacio, encierro que dura hasta 1979, cuando el Ejército de Vietnam entró en Phnom Penh, expulsó a los jemeres rojos y estableció un régimen provietnamita. Vuelto a coronar en 1993, Sihanuk actuó hasta su segunda abdicación como una fuerza moderadora entre la clase política que se formaba en el país, proveniente de los que gobernaron durante la "ocupación" vietnamita y los que lucharon contra los anteriores.