Silvio Rodríguez regala a Barcelona sus clásicos en una de sus últimas giras

El cantautor y cofundador de la nueva trova cubana Silvio Rodríguez ha cumplido su promesa y regaló esta noche al público asistente al Barcelona Teatre Musical (BTM) más de veinte de sus clásicos. En el primer concierto de su gira española, que podría ser una de las últimas según sus palabras, el trovador cubano se empleó a fondo y repasó durante más de dos horas su discografía más conocida. El músico cubano estuvo acompañado en el escenario por el trío Trovarroco, formado por Rachid López, César Bacaró y Maikel Elizarde, por la flautista Niurka González y por el percusionista Oliver Valdéz. El silencio inicial se rompió con la canción "El necio", a la que siguieron otros clásicos como "Rabo de nube", "Quien fuera", "La maza", "La era está pariendo un corazón" o "Mariposas". El público, fiel seguidor de Rodríguez, tal y como se ha podido comprobar con el paso de las canciones, no se despertó de su letargo hasta que los acordes de "Óleo de mujer con sombrero" salieron de la guitarra del artista. A partir de ahí, una afición más que entregada fue coreando las canciones que el músico interpretaba y le pidió a gritos, en más de una ocasión, un título concreto. Otros asistentes, en cambio, entre los que se encontraba una nutrida representación de chilenos que ondeaban una bandera de su país, han preferido lanzar consignas como "¡Viva Cuba!", "¡Viva el “Che”!" o "¡Viva Valparaíso!". Tal vez por ser uno de los últimos conciertos del artista en España, numerosos fans se han acercado durante todo el recital al pie del escenario para fotografiar y grabar al cantante. Decenas de cámaras digitales y los destellos de sus pequeñas pantallas, se podían ver por toda la platea. Parejas jóvenes y no tan jóvenes, así como grupos de amigos y familias enteras, han ocupado buena parte del BTM aunque sin llenarlo del todo. De hecho, los llantos de un bebé que se han oído durante un par de canciones y más de una cabellera canosa hacen pensar que todas las edades estaban representadas en el concierto de hoy. A mitad de la función, Silvio Rodríguez ha dejado libre el escenario para que Karel García, joven trovador con el que Rodríguez ha trabajado en los estudios "Ojalá", que tiene en La Habana, interpretara un par de canciones suyas. Pero no sólo este gesto demuestra que Silvio Rodríguez, de 60 años, es amigo de sus amigos, ya que el cantautor dedicó una canción al también músico Noel Nicola, fallecido hace un par de años, y a Ernesto “Che” Guevara, para quien ha rescatado la canción que le compuso hace más de treinta años, "América, te hablo de Ernesto". Al final del concierto, con un público ya totalmente entregado, el artista ha hecho tres “bises”, con las luces ya encendidas, en los que los asistentes han gozado a pleno pulmón con "Ojalá". "En el claro de la luna" ha sido la canción elegida por el maestro para terminar el concierto de hoy. Mañana se despedirá de Barcelona y seguirá su gira hacia Valencia, Alicante, Murcia, Castellón, Granada, Tenerife, Las Palmas y Madrid, donde cerrará este tour, tal vez el penúltimo, si no el último, que haga.