La Sonsierra riojana y Tierra Estella unidas por el proyecto ´Entre luces´

La Sonsierra riojana y Tierra Estella quedaron hoy unidas por el proyecto europeo de promoción del medio rural "Entre luces", que servirá para recordar un pasado de historia común en el Medievo. Este proyecto ha corrido a cargo del Centro Europeo de Información y Promoción del Medio Rural de La Rioja (CEIP) y de la Asociación Teder, de Estella, que iniciaron el mismo hace dos años con el objetivo de iluminar los monumentos más representativos de su patrimonio arquitectónico para mejorar su riqueza turística. En el mismo han participado cuatro municipios riojanos (Ábalos, Briñas, Briones y San Vicente de la Sonsierra) y doce poblaciones navarras (Ancín, Arbeiza, Desojo, Espronceda, Estella, Mendaza, Mirafuentes, Murieta, Nazar, Oco, Piedramillera y Torralba del Río). El proyecto ha tenido un coste total de 567.541 euros, que fueron financiado por fondos europeos del programa Leader Plus, la aportación de la Mancomunidad para el Desarrollo Turístico de los Municipios de la Sonsierra y los ayuntamientos de la ruta. Además de la iluminación de los edificios, el proyecto también ha permitido la creación de una página web con una audioguía, la edición de ocho mil ejemplares de un libros de 72 páginas que contiene un folleto desplegable en el que se ubica la cartografía realizada de cada municipio o de 1.500 CD divulgativos. El acto de inauguración del proyecto contó hoy con la participación del presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz y del vicepresidente segundo del Gobierno de Navarra, Álvaro Mirada, quienes desde Briones y Torralba del Río observaron como sendos haces de luces se unían sobre "El León dormido". Este espectáculo pretendía ser, según los organizadores, una metáfora moderna de las antiguas señales de luz que se transmitían desde las torres de vigilancia fronterizas del reino de Navarra para advertir de la presencia del enemigo. EFE.