"Spiderman francés" vuelve a China tras expulsión para escalar una montaña

Alan Robert, conocido como el "Spiderman francés", no se da por vencido en su obsesión escaladora y regresó a China para escalar una montaña, tras haber sido expulsado del país asiático en junio por escalar un rascacielos, informó hoy el "Diario del Pueblo". En esta ocasión, Robert estuvo acompañado por un ciudadano local en su escalada en la montaña de Tianmen (1.518 metros), provincia central china de Hunan, tras ser invitado por la compañía que administra el área turística de Zhangjiajie para promocionar la zona. Robert trepó durante una hora y sin protección en sus manos los 200 metros asignados para esta exhibición, mientras que su compañero Su Xueli aprovechó para realizar acrobacias durante su descenso ayudado por una cuerda de 200 metros. Para Robert no fue una experiencia nueva, ya que hace cinco años trepó esta misma montaña, pero Su se mostró un poco inquieto antes de su actuación: "Sólo he practicado con cuerdas de 50 metros. Es un reto audaz para mí, es lo más difícil y peligroso que he hecho". Su, de 54 años, perfeccionó su técnica de escalada a lo largo de 20 años de experiencia dedicados a recolectar la seta Yan´er, una rareza considerada una "delicatessen" medicinal en estas montañas. Desde que la recolección de esta seta única fue prohibida en China en 1998 por motivos ecológicos, Su se gana la vida exhibiendo sus capacidades trepadoras delante de los turistas, y se mostró muy entusiasta cuando se le propuso comparar sus habilidades con las del famoso francés. En cuanto a Robert, ha trepado en China en muchas ocasiones, la última en junio, cuando su hazaña escalando los 88 pisos de la Torre Jin Mao de Shanghai le valió una detención y la expulsión del país por no contar con un permiso "legal" para esta escalada. El "Spiderman francés" ha sido arrestado y multado más de cien veces a lo largo de su carrera por escalar los rascacielos más altos del planeta sin pedir permiso.