Subastan foto de supuesta huella del "yeti"

Una vieja fotografía que muestra supuestamente la huella dejada por un "yeti", misterioso bípedo que habita, según algunos, en medio de las nieves del Himalaya, se subastará próximamente en la casa Christie´s, de Londres. La foto, tomada en 1951 por Eric Chipton durante una expedición a esa cordillera, reavivó en su día el debate sobre la existencia del popularmente conocido como "abominable hombre de las nieves". La publicación de aquella imagen impulsó posteriores expediciones al Himalaya, incluida una organizada en 1954 por el tabloide sensacionalista Daily Mail, otra financiada en 1957 por el magnate petrolero estadounidense Tom Slick y la llevada a cabo por el conquistador del Everest, Sir Edmund Hillery en 1960. En ninguna de esas expediciones se encontraron, sin embargo, pruebas capaces de demostrar de modo fehaciente la existencia de un animal que se describe como un simio gigante de más de dos metros de altura y que habita supuestamente las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya. Otras fotografías relacionadas con el Himalaya que se ofrecen en esa subasta de objetos relacionados con viajes y exploraciones los días 26 y 27 de septiembre son las primeras tomadas de la cumbre del Everest captadas desde el aire. Se trata de una serie realizada en 1933 por el coronel L.V. Stewart Blacker en el primer vuelo de la historia sobre la cumbre más alta del mundo - 8.844,43 metros, según los últimos cálculos. Aquella expedición aérea la dirigió lord Clydesdale, quien a bordo de un biplano con cabina abierta, sobrevoló por primera vez el Himalaya, hazaña que le valió dos años después la concesión de la Cruz de la Fuerza Aérea británica. En la parte de la subasta de Christie´s dedicada a exploraciones polares destaca la oferta del saco de dormir del capitán Oates, miembro de la expedición del capitán Robert F. Scott de 1910-14 al Polo Sur. Scott llegó al Polo en 1912 donde se encontró con que otro aventurero, el noruego Roald Amundsen, se le había adelantado. En el camino de vuelta, el capitán Oates, que sufría congelación, decidió inmolarse para evitar que el resto del equipo y abandonó su tienda de campaña resignado a morir tras decirles a sus compañeros: "Voy a salir y tal vez me demore algo". Su cadáver no apareció nunca y su sacrificio fue en vano ya que los cuerpos sin vida de sus compañeros Scott, Wilson y Evans fueron encontrados en el interior de su tienda el 15 de noviembre de 1912. En la misma subasta londinense se ofrece asimismo una acuarela de William Hodges (1744-1797), pintor que acompañó al navegante, explorador y cartógrafo inglés James Cook en su segundo viaje por el Pacífico. La obra titulada "La bahía de Matavai en Otahite" forma parte de una serie de dibujos que hizo Hodges en Tahití y el único que sigue en manos privadas. También podrá pujarse por un retrato del gran naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt (1769-1859), que encargó el político conservador británico Sir Robert Peel y que se exhibió en la Royal Academy en 1831. Otro objeto importante de la subasta es un mapamundi sin firma atribuido a Inacio Moreira, conocido cartógrafo portugués de la segunda mitad del siglo XVI que trabajó con círculos jesuitas en Japón. Presenta una imagen del mundo con la atención puesta en las ciudades y los reinos cristianos y funcionó como objeto de propaganda destinado a acelerar la conversión al cristianismo de los japoneses.