"Time" presenta a Cristina Fernández de Kirchner como la "Hillary latina"

El semanario "Time" presenta en su último número a la senadora y candidata a la Presidencia de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, como la "Hillary latina", en referencia a las similitudes vitales y políticas que existen con la esposa del ex presidente de EEUU Bill Clinton. La revista estadounidense se hace eco de lo que ha sido un comentario recurrente durante la visita que la senadora y su esposo, el presidente argentino, Néstor Kirchner, han realizado a la ONU y EEUU, durante la que, entre otras cosas, hablaron con el ex presidente Clinton del paralelismo entre ambas mujeres. En un extenso artículo, "Time" destaca que "la glamurosa y vivaz primera dama (...) está cualificada para el trabajo" de presidente y, aunque considera inevitable referirse a ella como "la nueva Evita" por su "pasión y combatividad", dice que "se parece más a una generadora contemporánea de titulares de prensa: Hillary Clinton. Al igual que Hillary, se recuerda en la información, Cristina se casó con su enamorado de la Facultad de Derecho y le ayudó a convertirse en el gobernador de una pequeña provincia del sur (los Clinton en Arkansas y los Kirchner en Santa Cruz), años antes de que Néstor llegara a la instancia política más alta del país. Ambas comparten también que son senadoras y que están basando sus carreras presidenciales en sus propios currículos políticos, pero "Time" señala una salvedad: Cristina tiene una cómoda ventaja en la intención de voto en las encuestas que ya quisiera Hillary. El semanario considera que la hoy senadora se puede convertir en un interlocutor entre Estados Unidos "y los neo-izquierdistas de América Latina", porque se desenvuelve bien "en las dos lenguas políticas" que se manejan en el continente. Así, Cristina es capaz de mezclar términos como "justicia social" y "soberanía popular", sin menospreciar por ello un vocabulario más del gusto de Washington, que incluye llamamientos a la "responsabilidad fiscal y a la "racionalidad capitalista". El semanario recuerda que cuando los Kirchner decidieron irse a Buenos Aires, "ella ya era una política experimentada" y que, "aunque era más conocida por los votantes", decidieron que sería Néstor el que optara a la Presidencia en 2003, en un país "al borde de la bancarrota", al estar más familiarizado con la política económica. Fue, según la revista, "una opción inteligente", como lo muestran los resultados económicos de los últimos cuatro años, que permiten ahora a la pareja llegar a la conclusión "de que ha llegado el momento de que Fernández demuestre su capacidad". La principal diferencia será que "mientras Kirchner parece tener escaso interés en los asuntos internacionales, Fernández tiene la vocación de volver a situar a Argentina en la escena mundial". Según "Time", la senadora descarta que el plan sea turnarse al frente de la Casa Rosada durante varios mandatos y, en cualquier caso, pide que los estadounidenses miren hacia dentro primero antes de pensar en tentaciones dinásticas típicas de América Latina. "Si Hillary Clinton gana la Presidencia el año que viene, el país habrá estado dirigido por dos familias durante un cuarto de siglo", señala Fernández de Kirchner, en relación a los Bush y los Clinton. En cualquier caso, la senadora deja caer su preferencia por Hillary, al manifestar que su presencia en la Casa Blanca, unida a la de Michelle Bachelet en la Presidencia de Chile, cambiaría la situación en el continente americano, porque "las mujeres ponen una nueva cara a la manera de hacer política". "Nosotras vemos la situación geopolítica, pero también los detalles pequeños y diarios de las vidas de los ciudadanos. Estamos tan preocupadas por lo que dice el director del colegio de nuestra hija como de lo que dicen los periódicos", afirma.