Tres meses para llegar a Sydney, no en avión... en autobús

Un nuevo servicio de transporte se inaugura este domingo en Londres para viajar a Sydney, una aventura que llevará tres meses, no en avión... en autobús. Treinta y ocho aventureros le dirán mañana adiós al Big Ben y a la Noria para inaugurar un servicio de autobús entre Londres y Sydney, más largo y caro que viajar en avión, pues el billete cuesta 3.750 libras (unos 5.512 euros), informa hoy el diario "The Times". Los aventureros, que evitarán zonas peligrosas de Afganistán, pasarán por Estambul, Pakistán, la India, Bangkok y Yakarta, aunque tendrán un tramo en avión, entre Bali y Darwin (Australia). Los billetes para este recorrido se vendieron en dos meses, pero hay otro servicio programado para la próxima semana. El objetivo de esta aventura, según "The Times", es llegar a establecer un servicio regular de ida y vuelta todos los meses. Mark Creasey, de 38 años, el empresario que ha organizado el servicio "OzBus", dijo que tenía esta idea desde los veinte años. El "OzBus" partirá mañana de Embankment, centro de Londres, y el autobús tendrá música, una pequeña biblioteca, equipo para cocinar y nevera, entre otras cosas, y se ha pedido a los pasajeros que lleven repelente para mosquitos, pastillas contra la malaria y condones. Entre los pasajeros -británicos, australianos e irlandeses- figura una abuela británica de 69 años, Tricia Roach, quien expresó su entusiasmo por este recorrido. "Es un viaje totalmente diferente. Cubre muchos países, un día o dos algunos, se trata de culturas y comida diferentes", señaló Roach.