Unos desconocidos tiñen de rojo las aguas de la Fontana de Trevi

Unos desconocidos arrojaron hoy en la Fontana de Trevi, de Roma, un líquido que ha teñido sus aguas de un intenso rojo, ante el asombro de los cientos de turistas que allí se encontraban y en un acto de protesta hacia la II "Festa" del Cine, que se celebra en la capital. Según testigos, un desconocido se acercó hacía la Fontana de Trevi y arrojó en la misma una bolsa con un líquido rojo, que inmediatamente se extendió por todo el agua, dando un desconocido color a uno de los monumentos más apreciados y visitados de Roma, pues el agua circula en circuito cerrado. Inmediatamente intervinieron los policías que vigilan continuamente la Fontana, pero no pudieron identificar al agresor. El acto vandálico, que puede poner en peligro el bello conjunto escultórico de mármol que Bernini ubicó en la plaza, ha sido reivindicado por el desconocido grupo "FTM Acción Futurista 2007". Este grupo dejó abandonada en la fuente una caja con folletos en los que atacan la "Festa" del Cine de Roma. "Vosotros sobre la alfombra roja, nosotros en una ciudad entera color rojo bermellón. Comienza así, para nosotros futuristas, un nuevo milenio, una nueva adhesión a las evoluciones técnicas y a los nuevos medios expresivos, interpretando una renovación total", se recoge entre la treintena de líneas que figura en cada pasquín. La Fontana de Trevi, un monumento barroco proyectado y construido por Nicola Salvi y finalizado por Giuseppe Panini, fue inaugurada en 1762 por el papa Clemente XIII. Fue el escenario que sirvió al cineasta italiano Federico Fellini para inmortalizar el baño de la actriz sueca Anita Ekberg en la película "La dolce vita", bajo la atenta mirada del actor Macello Mastroniani. De momento, las autoridades han detenido el circuito del agua en un intento de evitar que el movimiento y las pequeñas cascadas que hay en la fuente puedan dañar las esculturas, y a la espera de analizar el colorante usado.