Valladolid se quedó lejos récord besos pese a los casi 11.000 participantes

La ciudad de Valladolid se quedó lejos del récord Guinness de más personas besándose a la vez, que tiene Londres con cerca de 33.000, pese a la pasión de los 10.933 vallisoletanos que participaron en el intento por batir esa cifra. "El mayor beso del mundo" era el lema de esta iniciativa que congregó a cerca de 20.000 personas en Valladolid, aunque poco más de la mitad, esas 10.933, se inscribieron en el intento de quitar el récord a Londres. El paseo central del Campo Grande, un parque en el centro de la ciudad, acogió esta noche esta iniciativa enmarcada dentro del programa de las fiestas patronales de Valladolid, que se celebran durante esta semana. Hacia las 21.30 horas, tras más de una hora de paciente espera, los participantes, en su mayoría jóvenes, se besaron unos a otros, pese a que por megafonía ya se había comunicado que no se lograría el récord. A pesar del ello, los miles de personas que participaron en el intento demostraron su pasión a la hora de besar, e incluso algunos no despegaron los labios cuando el tiempo establecido ya había pasado. Los participantes tenían que besarse durante doce segundos ininterrumpidos en la cara, aunque no necesariamente en los labios. La mayoría de ellos lo hicieron por parejas, de hombre y mujer, de dos hombres o de dos mujeres, aunque también hubo quien se besó en grupo. Esta iniciativa la promovieron las peñas festivas que animan las fiestas de la ciudad y aunque no consiguieron entrar en el Libro Guinness de los Récord, los asistentes disfrutaron de la fiesta organizada en el parque en el que se desarrolló esta actividad. Además, uno de los participantes inscritos recibió como obsequio, por sorteo, un viaje a Lanzarote.