Vehículos clásicos y antiguos, el más añejo de 1925, se exponen en Logroño

Vehículos clásicos y antiguos, el más añejo un descapotable de 1925, recorrerán este fin de semana las calles de Logroño y se concentrarán en la Plaza del Ayuntamiento, donde se podrán admirar todos sus artilugios e, incluso, escuchar "sus sorprendentes sonidos" en la puesta en marcha. El presidente de la Asociación de Amigos de Automóviles Clásicos de Logroño, Javier Martínez Montoya, destacó a Efe la creciente aceptación entre curiosos y aficionados por esta iniciativa, organizada por esta agrupación. Ochenta vehículos, de ellos una decena, con más de 50 años de antigüedad, y el resto, con más de 25, participan en esta X Concentración de Vehículos Clásicos y Antiguos, en la que pueden apreciarse utilitarios, deportivos y superlujo. La mayor mayoría de los vehículos distintos y "todos están en perfecto estado de funcionamiento", explica Martínez Montoya. Martínez Montoya estima que el valor de estos vehículos se sitúan entre los mil y los más de 100.000 euros. Entre las "reliquias" que, como enfatiza Martínez Montoya, pueden admirarse en esta exposición, están un "Renault NN", de 1925, un descapotable de dos plazas, con una carrocería comercial, prácticamente de madera en su totalidad "única que en España". Otros vehículos antiguos que participan en esta concentración son un "Ford Galgo, de 1933", matriculado en Logroño con el número 2459; un "Renault Vivastella", de 1937; o un "Citroen 11", de la década de los cuarenta. Otra de las curiosidades es un "Cadillac Clásico Americano.1959". Todos los vehículos pertenecen a los setenta socios que integran la Asociación de Amigos de Automóviles Clásicos de Logroño, y que, actualmente, cuenta con un parque de unos trescientos vehículos, en su mayoría adquiridos a coleccionistas y en otros casos, de ocasión y restaurados. La totalidad de los vehículos participantes en la Concentración, que comenzaron hoy su llegada a Logroño, podrán verse mañana, domingo, en la Plaza del Ayuntamiento, donde sus propietarios los pondrán en marcha y, como detalla Martínez Montoya, se podrán escuchar los sonidos "sorprendentes" de algunos de ellos. El presidente de la Asociación precisa que el mercado del vehículo clásico y antiguo no requiere tener un gran poder adquisitivo, sino afición por estas "reliquias", que sus propietarios recorren por distintas ciudades españolas a través de los hermanamientos entre las diferentes asociaciones existentes. EFE.