Veintena dulzaineros secundan en Villotilla (Palencia) concurso contra plaga

Una veintena de dulzaineros y flautistas secundaron hoy en Villotilla (Palencia), municipio de poco más de sesenta habitantes, el concurso de flautistas convocado para acabar con la plaga de topillos que desde hace varios meses arrasa buena parte del medio rural de Castilla y León. Unas trescientas personas, además de un buen número de medios de información nacional, acudieron desde primeras horas de la mañana hasta Villotilla, inmersa en sus fiestas patronales de la Exaltación de la Cruz, cuyo consistorio ha querido contribuir con imaginación, ingenio e ironía a disminuir la plaga de roedores. Pese a lo jocoso de la convocatoria, ésta despertó una expectación sin parangón en esta pequeña localidad, según informaron hoy a Efe fuentes vecinales. Los músicos, la mayoría de ellos dulzaineros y flautistas, aunque también se dejó ver alguna que otra armónica, amenizaron la jornada con varias piezas musicales. El discurrir de las melodías propició que un buen número de personas congregadas en el lugar, algunas de ellas incluso disfrazadas del ya popular roedor que abunda en los campos de Castilla y León, se lanzara hasta el pequeño arroyo que discurre por la localidad, denominado Perihonda y afluente del Carrión, para emular de forma figurada la desaparición de los topillos. Las bases del concurso obligaban a saber tocar el instrumento musical y el público debía manifestar su apoyo al flautista preferido lanzándose sin dudarlo al río. La idea tenía un carácter reivindicativo, "aunque también se perseguía que la gente se lo pasara bien y disfrutara de un día festivo de una forma original", apuntó Jesús Salam, miembro de la organización. Asimismo, las bases del original concurso establecían un premio que consiste en un viaje a Valladolid con visita a la Consejería de Agricultura, subvencionado por el Ayuntamiento de Villotilla, según confirmación del propio alcalde, Andrés Vecilla. En este sentido, un grupo de dulzaineros de Venta de Baños y de Valle de Cerrato, localidades situadas al sur de la provincia, fueron elegidos ganadores del concurso, aunque ahora habrá que esperar como se ejecuta el premio prometido.