Victoria Beckham asegura que su marido es “romántico” y “ordenado”

  • Victoria Beckham, esposa del futbolista David Beckham, señala que su marido es muy “romántico” y que es “ordenado”. La componente de las “Spice Girls” señala que la obsesión por el orden del futbolista de Los Angeles Galaxy llega a tal extremo que el contenido de su nevera está ordenada por colores. David Beckham ya confesó, en abril de 2006, que sufría desorden obsesivo-compulsivo.

Victoria Beckham, esposa del futbolista David Beckham, señala que su marido es muy "romántico" y que es "ordenado". En declaraciones realizadas a un espacio de radio matinal de la emisora de radio estadounidense "Kiis Fm", Victoria Beckham señala que la obsesión por el orden del futbolista de Los Angeles Galaxy llega a tal extremo que el contenido de su nevera está ordenada por colores. "David pasa el aspirador en línea recta y si cualquiera pisa después, se molesta", dice Beckham.

El abril de 2006, Beckham confesó, durante una entrevista para la cadena de televisión ITV, que sufría desorden obsesivo-compulsivo. En ella, el futbolista hablaba por primera vez de su obsesión por poner orden en las habitaciones de los hoteles en los que se aloja o colocar en fila los botes de bebidas no alcohólicas para que todo parezca perfecto.

Por otro lado, Victoria Beckham, componente del grupo musical británico "Spice Girls", que en diciembre iniciará una gira mundial, señala que tras ocho años de matrimonio "es muy romántico" y es muy "bueno para mandar notas y flores". En relación a sus hijos, indica que Brooklyn, de ocho años; Romeo, de cinco y Cruz, de dos, piensan que "todas las madres son de las “Spice Girls”".

Por otro lado, en su intervención en el espacio televisivo de la actriz Ellen DeGeneres, la cantante se refiere a la atención mediática que reciben. "Al llegar aquí (a Los Angeles) fue muy intenso. Había toneladas de periodistas, que luego se dieron cuenta de que éramos muy aburridos y que Britney Spears es más interesante, por lo que van a su casa. No salimos a los clubes todas las noches", dice Beckham.

Por otro lado, y en relación a la celebración de la festividad de Halloween, que se conmemora en EEUU, la cantante indica que sale con sus hijos disfrazados a pedir caramelos de puerta en puerta como suele ser costumbre. Por último, subraya a DeGeneres que para disfrazarse como ella, lo que hay que hacer "es no sonreir y parecer muy infeliz. Aparentar estar enfadado, llevar una minifalda y tacones muy altos", dice irónicamente Beckham, en referencia a las fotografías que aparecen de ella en los medios de comunicación.