Zandra Rhodes, que diseñó vestidos para Diana, crea el vestuario de "Aida"

La británica Zandra Rhodes, que diseñó en su día vestidos para la princesa Diana de Gales, es la creadora del vestuario de la nueva producción de la "Aida", de Verdi, que se estrenó la pasada noche en la English National Opera (ENO) de Londres. Rhodes, de 67 años, conocida como la "Reina del Rosa" y famosa por su pelo color fucsia y el maquillaje azul de sus ojos, se ha superado a sí misma con sus abigarradas creaciones para Radamés, la esclava Aida y toda la corte del faraón. En algunos momentos, el escenario y la coreografía parecen sacados directamente de la Corea de Kim il-Sung, y en otros se puede pensar en una pantomima o un cómic para niños. Los paneles triangulares de Jo Davies, que se cierran o abren como el obturador de una cámara fotográfica, constituyen una clara referencia a las pirámides egipcias. "Aida", compuesta por Verdi para la nueva Ópera de El Cairo, y que se estrenó con gran éxito en 1871, invita al espectáculo e incluso a todo tipo de excesos escénicos. En Londres, limitaciones presupuestarias y de otro tipo impidieron que aparecieran en el escenario elefantes vivos y otros animales exóticos, y hubo que contentarse con todo tipo de simulacros más o menos originales. En cuanto a los cantantes, la soprano Claire Rutter hace una Aida muy convincente, aunque cante en inglés como es de rigor en la ENO, mientras que el tenor John Hudson no tiene el mismo timbre heroico de Pavarotti ni de Plácido Domingo, pero su voz resulta atractiva. Jane Dutton, en el papel de Amneris, hija del faraón y rival de Aida, posee una voz potente de mezzosoprano mientras que los coros, tan importantes siempre en Verdi, y el trabajo de la orquesta, dirigida por Edward Gardner, fueron aplaudidos también por el público en el estreno.