La actriz Lindsay Lohan, sale y entra de la cárcel en hora y media

La actriz estadounidense Lindsay Lohan, entró y salió hoy de la cárcel de mujeres de Lynwood, situada en Los Angeles, en un período de una hora y media, informó hoy la página web del Departamento del Sheriff de la ciudad. Lohan debía cumplir, una sentencia de sólo un día en la cárcel después de que sus abogados llegaran a un acuerdo con la acusación, y además debía realizar diez días de servicios comunitarios, por conducir bajo los efectos del alcohol y estar en posesión de drogas, en julio y agosto de este año. La actriz entró a las 10.30 hora local (16.30 GMT) y salió del citado centro a las 11.54 hora local (19.54 GMT), informó la citada fuente. La cárcel tiene la política de poner en libertad a los presos "no violentos" en caso de congestión en la prisión. "Lohan cooperó en todo momento. Se le tomaron las huellas dactilares, se le sacó una fotografía e ingresó en una celda provisional, pero se la dejó salir por nuestra política" de dejar salir a los prisioneros no violentos por exceso de congestión en el centro. El portavoz de la oficina del Sheriff, Steve Whitmore, también subrayó que Lohan fue registrada, como parte de la rutina antes de ingresar. El pasado 13 de noviembre la actriz inició los diez días de servicios comunitarios, que formaban parte del acuerdo judicial logrado tras haber sido detenida en dos ocasiones, en un centro de transfusiones de la Cruz Roja estadounidense en un suburbio de Los Angeles. Lohan, de 21 años, fue condenada a cuatro días de cárcel, pero sus abogados acordaron que a cambio del encarcelamiento podría realizar diez días de servicios comunitarios, aunque debía cumplir un día en prisión por su primera detención en julio. La actriz abandonó el pasado 5 de octubre el centro de rehabilitación Cirque Lodge en Utah (EEUU) donde se encontraba ingresada desde agosto.