(actualización) Spears no declarará ante abogados ex marido Kevin Federline por enfermedad

Una enfermedad impedirá que la cantante estadounidense Britney Spears se someta finalmente a las preguntas de los abogados que defienden a su ex marido, Kevin Federline, en la disputa judicial que ambos mantienen por la custodia de sus dos hijos. Estaba previsto que hoy Spears, de 26 años, comenzara jurando decir la verdad y acto seguido fuera acribillada a preguntas por el equipo que defiende a Federline, en la sede que mantiene el bufete en Los Ángeles. Sin embargo, una indisposición no permitirá hacerlo, informó hoy Mark Vicent Kaplan, abogado de su ex marido. Vincent Kaplan, Anne Kiley y Tara Scott son el equipo encargado de defender a Federline, de 29 años, en la disputa que mantienen ambos por quedarse con Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno. "Me han informado que razones médicas han impedido que acuda hoy al encuentro Spears", dijo Kaplan, en un comunicado, quien anunció que solicitará una sanción contra la artista por no acudir a la cita. Ambas partes han acordado una nueva fecha, que no se ha dado a conocer públicamente. Pese a que el mes pasado ambas partes llegaron a un acuerdo sobre cómo repartirse las vacaciones navideñas, Spears y Federline mantienen sus diferencias sobre los términos generales de la custodia. Por el momento, Federline tiene la custodia de los dos hijos y Spears tiene derecho a visitarlos varias veces por semana pero bajo vigilancia. Se espera que Spears sea cuestionada por su supuesto consumo de drogas y alcohol, falta de cumplimiento de las órdenes judiciales y conducción temeraria, explica la prensa. Durante su encuentro con los abogados de Federline, la cantante estará acompañada de su equipo legal, Sorrell Trope. Los abogados de Federline ya han sometido a preguntas a algunas personas que rodean a Spears, como su mejor amiga, Alli Sims, su ex representante Larry Rudolph y su antiguo guardaespaldas Daimon Shippen.