Un beso de 27 horas para conseguir un coche Chevrolet

Una joven china de 27 años se pasó 27 horas y 40 minutos besando la carrocería de un automóvil Chevrolet Lova, ganando así una competición organizada en Pekín para regalar el vehículo a aquel que mostrara mayor "amor" hacia él. La joven, llamada Zhang Chunying y que trabaja en una inmobiliaria, acabó con labios y piernas casi paralizados, ya que cuando el concurso llegó a las 24 horas los participantes que aún quedaban fueron obligados a besar el automóvil apoyándose sólo en un pie, según relató hoy el diario "South China Morning Post". Zhang, que apenas podía caminar al terminar el concurso, se mostró no obstante feliz por el logro y se llevó a casa el Chevrolet por el simbólico precio de un yuan (10 céntimos de euro, ó 12 centavos de dólar). Los 120 concursantes, elegidos por sorteo de un total de 350 aspirantes, sólo pudieron hacer dos descansos de 10 minutos durante el maratón de ósculos, tiempo que aprovecharon para hidratar sus agrietadas bocas. Muchos de ellos acabaron rendidos por el esfuerzo, y cuando ya habían pasado más de 24 horas, uno de ellos se desmayó y otro tuvo que ser retirado en camilla. El concurso se organizó en unos nuevos grandes almacenes de Pekín con el objetivo de promocionarlos, aunque los responsables de la competición se mostraron sorprendidos por la gran afluencia de concursantes y, sobre todo, por el largo tiempo que estuvieron dispuestos a estar pegados como ventosas a un objeto de metal. El diario "South China Morning Post" citó a varios sociólogos chinos que criticaron el materialismo de este tipo de concursos, organizados de vez en cuando por tiendas en China, que ponen en peligro la salud de sus participantes a cambio de todo tipo de regalos.