Una británica de 51 años se casa con un hijo de Osama Bin Laden

Jane Felix-Browne, una abuela británica de 51 años, se ha casado en Egipto con uno de los hijos del terrorista más buscado del mundo, Osama Bin Laden, y quiere que las autoridades le concedan el visado para entrar en el Reino Unido, informa hoy el periódico "The Times". Hasta ahora, Felix-Browne había mantenido en secreto su boda con Omar Osama Bin Laden, de 27 años, al que conoció en Egipto el pasado septiembre durante unas vacaciones mientras era sometida a un tratamiento por esclerosis múltiple, añade el diario. Sólo su familia más cercana y sus amigos estaban al tanto de su relación con Omar, pero ahora ha aceptado hablar sobre su boda con el cuarto hijo de Bin Laden. "Sería bonito si, como cualquier mujer casada, pudiera decir: este es mi marido y este es su nombre, pero debo ser realista", relató Felix-Browne, oriunda de Cheshire (noreste de Inglaterra). "Espero que la gente no me juzgue muy duramente. Me casé con el hijo, no con el padre", subrayó la mujer. "Sólo me casé con el hombre que conocí y del que me enamoré. Para mí él es Omar", dijo la mujer, quien calificó a su marido de "puro", "callado", un "verdadero caballero" y su "mejor amigo". Según relató, su romance empezó cuando Omar le vio montar a caballo en Egipto y se casaron en sendas ceremonias islámicas en ese país y en Arabia Saudí, y fue ella la que le propuso matrimonio. Felix-Browne -quien antes de conocer a Omar estuvo casada en cinco ocasiones- dice que aún tiene que hacerse a la idea de que es la nuera del hombre más buscado del mundo, sobre el que hay una recompensa de 25 millones de dólares por su captura. Esta mujer ya conocía a miembros de la familia de Bin Laden a través de su boda con un saudí en Londres cuando ella tenía 16 años. Omar Osama Bin Laden dejó Arabia Saudí de pequeño cuando su padre fue expulsado por sus opiniones radicales, y vivió en el exilio en Sudán y después en Afganistán, donde vio la creación de la red terrorista Al Qaeda, añade el periódico. "Nunca he tenido problemas con su pasado. Omar no ha hecho nada malo. El era un niño cuando fue a Afganistán", dijo. Según explicó, Omar dejó Afganistán antes de los ataques contra EEUU del 11 de septiembre de 2001 (11-S). "Él vio por última vez a su padre en el 2000 cuando los dos estaban en Afganistán. Dejó a su padre porque no veía bien luchar o estar en un ejército. Omar se entrenaba para ser soldado y sólo tenía 19 años", agregó Felix-Browne. "El me dijo que no ha tenido ningún contacto con su padre desde el día que lo dejó. Echa de menos a su padre. Omar no sabe si fue su padre el responsable de los ataques del 11-S", aseguró. La mujer británica tiene tres hijos y cinco nietos y ha trabajado en la reparación de viviendas, mientras que Omar, que vive con una segunda esposa, con la que tiene un hijo, es comerciante de chatarra en Yida y es uno de los 17 hijos de Osama Bin Laden.