Un cirujano napolitano acaba una operación a pesar de sufrir un infarto

El cirujano napolitano Claudio Vitale, de 59 años, sufrió un infarto mientras operaba a un paciente de un tumor cerebral pero decidió continuar con la intervención, informaron hoy los medios italianos. El cirujano que hoy regresó a su domicilio tras una semana de recuperación en el hospital, explicó que pese a que sufrió dolores durante treinta minutos decidió continuar con la intervención porque ésta se encontraba "en una fase delicada". Un análisis de sangre practicado durante una breve pausa de la intervención apuntó a que se trataba de un infarto. "Si me hubiera sustituido alguien se habría encontrado con una situación en plena explosión, con una hemorragia en marcha. Preferí acabar, quitar el tumor, proceder a la hemostasis y después correr a la sala de operaciones de al lado para someterme a una intervención", agregó el cirujano. Vitale, que tuvo que ser sometido a una angioplastia, explicó que el hijo del paciente al que operó le ha enviado numerosos mensajes conmovido por su gesto.