Un cocinero descuidado en Hollywood

  • La industria de Hollywood ha amanecido bajo la amenaza de un posible contagio de hepatitis A como consecuencia de un cocinero víctima de esta enfermedad en una de las múltiples fiestas de los últimos días.

El foco de posible infección se centra en un empleado de la empresa de avituallamiento Wolfgang Puck encargado, entre otros actos, de servir la comida en la fiesta que el pasado 14 de febrero ofreció la revista Sports Illustrated en honor de la actriz y cantante Beyoncé Knowles, que protagoniza su última portada.

El cocinero estuvo relacionado con trece fiestas a las que asistieron más de 3.500 personas del 3 al 20 de febrero, periodo en el que incubó la hepatitis. Según las autoridades sanitarias, aunque el peligro de contagio es "muy bajo", todo aquel que entró en contacto con alimentos crudos debe ponerse una inyección preventiva.

En el caso de los que sólo ingirieron alimentos preparados, el riesgo de contagio es casi inexistente. "Afortunadamente, ninguno de nosotros comió", aseguró a la prensa el portavoz de Beyoncé, Alan Nierob, en referencia a la salud de su clienta.

El cocinero con hepatitis se encuentra en baja médica por esa enfermedad contagiosa que afecta al hígado pero no suele ser mortal. Wolfgang Puck es una de las empresas de avituallamiento más prestigiosas en Hollywood, encargada de varias de sus fiestas, incluido el baile de los Gobernadores, el ágape oficial de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas tras la entrega de los premios Oscar el pasado domingo.

La compañía indicó que ninguna de sus comidas preparadas a la venta en supermercados ni el baile de los Gobernadores se han visto afectados por este foco de infección. Los síntomas de la hepatitis, que pueden tardar dos semanas en manifestarse, incluyen cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, náusea, vómitos, diarrea y fiebre.