(crónica) Español Jorge Meyer compite en Festival Lima con obra sobre Sendero Luminoso

El documental "Lágrimas de Wayronco", la opera prima del español Jorge Meyer, que muestra las consecuencias de la guerra peruana contra Sendero Luminoso, compite en el XI Festival de Cine de Lima como única cinta española. "Hemos tratado de dar voz a los sin voz", explicó Meyer en una entrevista con Efe al detallar el contenido de esta cinta, en la que hace una feroz crítica a los actores de la guerra, tanto a los grupos subversivos como al Estado peruano. "Los pobres, los analfabetos, aquellos que tanto en Perú como en cualquier otro lugar (...) son los que siempre se llevan los golpes por parte del terrorismo en este caso y también por parte del sistema, el terrorismo de Estado", explicó. Rodada en 2004, Meyer y su equipo realizaron más de 65 entrevistas a víctimas, terroristas, políticos y miembros de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), entre ellos a su ex presidente, Salomón Lerner. La CVR presentó su informe final en 2003, en el que constató que la violencia interna dejó casi 70.000 víctimas entre muertos y desaparecidos y que sus autores fueron Sendero Luminoso, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), las Fuerzas Armadas y policiales y los paramilitares. Meyer recordó que las fuerzas vinculadas al Estado "fueron culpables de alrededor del cuarenta por ciento de las muertes". La presentación de aquel informe fue, según el director de producción, Xavier Urios, lo que "impulsó la idea de realizar este documental". Los dibujos del antropólogo y artesano peruano Edilberto Jiménez, que en aquellas fechas se publicaron en la prensa y que mostraban la violencia de Ayacucho, la zona más castigada por el terrorismo, sirvieron a Meyer y Urios de hilo conductor del documental, cuyo estreno mundial tuvo lugar esta semana en Lima. Otro de los aspectos clave que atrajo la atención de Meyer fue que "Perú es el único país del mundo que en dos décadas de democracia ha tenido este colapso violento". "Es el gran hecho diferencial", explicó Meyer, "estamos habituados a saber que en Chile, con Pinochet, ha habido barbaridades, en Argentina con Videla, pero es que aquí había democracia, y eso es una cosa que no le cabe en la cabeza a nadie". La cinta no duda en señalar culpables, ya que, según Urios, "estas cosas no pasan sólo porque haya problemas estructurales, sino porque hay personas concretas que toman decisiones concretas de las que luego dependen vidas humanas". El ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), actualmente bajo arresto domiciliario en Chile a la espera de que la justicia de ese país determine si es extraditado a Perú por delitos de lesa Humanidad, es señalado entre los principales responsables. "Que este conflicto es difícil de entender es una frase hecha" -argumentó Meyer- "yo lo entiendo, y todo el mundo, sucede porque hay cuatro mangantes que, como dice una de las entrevistadas, se estaban robando medio país, y quienes pierden son los de siempre otra vez". Meyer, que estudió cine documental en Cinecitta (Roma), trabajó en España durante más de 20 años como realizador publicitario, hasta que renegó de ese mundo y decidió alejarse definitivamente de él. Junto a Urios, estuvo a punto de realizar sendos documentales en Sierra Leona y Angola, proyectos que compartían con "Lágrimas de Wayronco" la denuncia social y la crítica a la política internacional. "Este lo hemos hecho aquí", explicó Meyer, pero "podemos iniciar uno mañana en Guatemala, Laos, Sudán o el Chad, porque es más o menos lo mismo, y lo que pasa siempre en el mundo". "También en lo que llamamos primer mundo, sólo que allí estamos más metidos en el sistema pero el ´mangoneo´ es igual en las democracias occidentales, sólo que allí no nos causa muertos, pero aquí sí", añadió. La cinta será presentada próximamente en otras regiones de Perú, como Arequipa o Ayacucho, y en septiembre u octubre de este año será estrenada en los cines españoles. "No hemos intentado hacer una enciclopedia de la violencia en Perú, ni queremos ser moralistas ni sacar conclusiones, es un documental que expone, obviamente bajo mi mirada, lo que ha habido aquí, las conclusiones las tendréis que sacar los que veáis la película", remarcó el director.