(crónica) Viena celebra la primera feria del mundo sobre el divorcio

Viena inauguró hoy la primera feria mundial sobre el divorcio, que bajo el lema ¡Reinicia tu vida! trata de ayudar a las parejas que decidan separarse facilitar los trámites y evitar dolorosas y largas disputas legales. Anton Barz, organizador de este evento, que ha causado un gran revuelo mediático en Austria, asegura en declaraciones a EFE que "lo principal de esta feria es dar información". "No queremos fomentar el divorcio, al contrario. Sólo queremos ayudar. Por ejemplo, ofrecemos mediaciones para que las parejas intenten salvar sus matrimonios", dice este padre de familia, casado desde hace cuatro años con una mujer colombiana. Una veintena de empresas y organizaciones han instalado sus "stands" sobre 250 metros cuadrados en un salón de conferencias del exclusivo Hotel Marriott de Viena. Están representadas empresas de detectives, bufetes de abogados, mediadores, y también un laboratorio de análisis de ADN para determinar la paternidad de hijos, un servicio que en Austria cuesta 420 euros, cuenta una representante de la empresa "Confidence DNA". Además, ofrecen sus servicios la Iglesia católica de Austria y la oficina de ayuda social para la mujeres del Ayuntamiento de Viena. Otros como una inmobiliaria y una agencia de turismo parecen tener más bien intenciones comerciales, al igual que la empresa de belleza "Hairdreams". Según cuenta Alf Hoffmann, representante de esa compañía, muchas mujeres "tratan de cambiar su imagen exterior tras una separación". Anton Barz asegura que la idea para este evento de dos días de duración se le ocurrió al organizar ferias sobre bodas. "Me impresionó mucho ver con qué facilidad la gente se casa. Con un índice de divorcios del 66 por ciento en Viena, me extraña que el Estado no haga nada para preparar mejor a los novios", cuenta. Herbert Dolezal, un vienés de 52 años, divorciado desde hace seis años, asegura en declaraciones a EFE haber venido a la feria "para informarme sobre mis obligaciones de pago de alimentos". Cuenta que su principal problema es conseguir información verídica y confiable sin recurrir a los servicios de un bufete de abogados, que suelen ser muy caros. Otro visitante, Eduard Mair, un funcionario jubilado de 59 años, asegura que está en pleno divorcio y que la feria le fue "muy útil" para obtener información sobre sus derechos y obligaciones en lo que será su tercera separación matrimonial. "No entiendo que esto no se le haya ocurrido a nadie antes. Me ha ayudado mucho saber que existen los servicios de mediadores, para restablecer el diálogo perdido con mi pareja", dice. Para aquellos que ya se han divorciado y que lo quieran celebrar a lo grande junto con sus amigos y familiares, la empresa "Vondru & co" organiza fiestas de divorcio. "Las primeras fiestas de este tipo se están organizando en Francia y en Alemania, y nosotros queremos ofrecer lo mismo aquí en Austria", cuenta un representante de la compañía. Orto aspecto importante de la feria son las conferencias, ofrecidas por abogados y mediadores, sobre distintos temas jurídicos relacionados con el divorcio, los déficit de comunicación en la pareja y los efectos sufridos para los hijos en una separación. En su primera mañana, el evento atrajo sobre todo a periodistas de todo el mundo, pero también a unos 250 visitantes, "más de lo que me había imaginado y propuesto para todo el primer día", dice Barz. Y debido al aparente gran éxito el organizador espera ahora poder trasladar la idea a otras ciudades en Austria y en el exterior. "He recibido llamadas de potenciales co-organizadores en Londres, Berlín, Múnich, California e incluso de Sydney", asegura el empresario, que podría convertirse en todo un pionero de este tipo de eventos.