Los diamantes que conquistan el corazón de Hollywood

  • Hollywood está viendo cómo alguna de sus “joyas” más preciadas abandona su soltería para comprometerse con sus respectivas parejas que, además de un supuesto amor eterno, les obsequian con titánicos diamantes que, estos sí, serán para toda la vida

Son guapas, famosas y, además de estar enamoradas, sus dedos anulares destellan quilates valorados en decenas de miles de dólares.

La última en caer, la musa del cineasta Woody Allen. Scarlett Johansson aparecía el pasado 5 de mayo en una fiesta del Museo Metropolitan de Nueva York rebosante de felicidad, con un vestido de Dolce&Gabbana y su nuevo anillo de compromiso. Se trata de un brillante de tres quilates valorado en 30.000 dólares (20.000 euros) que confirmaba sus planes de matrimonio con el actor canadiense Ryan Reynolds, de 31 años.

Mariah Carey no sólo sorprendió con la boda secreta con Nick Cannon, un actor diez años menor que ella, sino también por el anillo de diecisiete quilates que luce en su anular y que tiene un precio estimado de nada más que 2,5 millones de dólares (1,6 millones de euros). El diamante rosa de corte esmeralda, rodeado por 58 pequeños diamantes flanqueados por otros dos en forma de media luna, fue uno de los pocos testigos de las nupcias de la diva con el joven artista que tuvieron lugar a finales de abril en su casa de las Bahamas.

Si amor es sinónimo de buenos regalos, unos 100.000 dólares (66.000 euros) avalarían el que Cash Warren siente por Jessica Alba desde el 2007. Las pasadas navidades el enamorado Warren obsequió a la protagonista de "Los cuatro fantásticos" con un diamante de cinco quilates de corte “Asscher”, para demostrar su entrega a esta actriz de 27 años con la que está esperando un hijo.

Si los comentarios no mienten, un diamante de cuatro quilates de corte cuadrado ha acompañado a la cantante Ashlee Simpson hacia al altar para dar el “sí quiero” a su novio Pete Wentz. El deslumbrante presente que tiene un valor estimado en la friolera de 100.000 dólares (66.000 euros), aproximadamente, el valor medio de los anillos que lucen las celebrities de Hollywood que recientemente se han comprometido con sus acaudaladas parejas.

Por encima de la media, en unos 200.000 dólares (133.000 euros) está cifrado el diamante de corte ovalado de Salma Hayek; 150.000 "desesperados" dólares (100.000 euros) cuestan los cinco quilates de la actriz Nicolette Sheridan o cerca de 75.000 dólares (50.000 euros) el diamante de tres quilates de la cantante Fergie.

Sin embargo, que el resto de los mortales no se asuste. Los joyeros indican que se puede demostrar amor de otras maneras más discretas y recomiendan que el coste de un anillo de compromiso sea equivalente a dos meses de sueldo del comprador. De hecho, el precio medio de tal preciada joya en EEUU está entre 3.500 y 4.000 dólares (entre 2.300 y 2.600 euros).

Entre las celebridades, la cifra que más se acerca al resto de la población son los 10.000 dólares (6.600 euros) que visten el dedo anular de la hermana menor de Britney Spears, Jamie Lynn. La joven embarazada de 16 años confirmó su noviazgo con Casey Aldridge vistiendo, además del anillo, una camiseta en la que se podía leer: "Los rumores son ciertos". La extravagancia se lleva en los genes...

Hace menos de un año, la Compañía Comerciante de Diamantes publicaba un estudio en el que subrayaba que cada vez más son las mujeres quienes escogen sus propios anillos de compromiso. Tan sólo el 19 por ciento de las 10.000 parejas entrevistadas encajaba con la imagen tradicional de que el hombre pide en matrimonio a su enamorada con una alianza que es totalmente sorpresa.

Para que guste y dure, los diamantes, cada vez más, los eligen ellas. Dicen que el dinero no da la felicidad. Pero si el amor viene acompañado de un diamante, seguro que será doblemente bien recibido.