La disyuntiva de los españoles al despertar: sexo o desayuno sano y tranquilo

Los españoles tienen, en general, "un mal despertar", sobre todo después de las vacaciones, y, si para las mujeres la manera ideal de abandonar el sueño y volver a la vigilia es tomar un desayuno "sano y tranquilo", para ellos, con mucha diferencia, es "tener sexo". Así se desprende de una encuesta que ha hecho una multinacional de la electrónica de consumo, realizada entre 1.800 españoles, que también revela que hay grandes diferencias entre los hombres dependiendo de la comunidad en la que vivan. Los hombres de Madrid y Canarias declararon que si tuvieran tiempo preferirían practicar sexo nada más despertarse, en un 42% y 39% de los casos. En el otro extremo, los que viven en La Rioja (55%), Cataluña (52%), y Galicia (50%) se inclinan por un desayuno tranquilo y sano como forma ideal de despertarse. Las mujeres coinciden con los segundos, ya que en un 42% de los casos, su forma preferida de despertar es un buen desayuno y solo el 30% se decanta por el sexo. En lo que sí se pusieron de acuerdo la mayoría de los 1.800 encuestados fue en que recién levantados no soportan el ruido (58% de los encuestados), y que "el despertar ideal" sería con un beso o una caricia de un ser querido o con la luz del amanecer. Sin embargo, según la encuesta "¿Cómo se despiertan los españoles?", en lugar de besos utilizan la alarma del teléfono móvil (50%) -porcentaje que en los jóvenes asciende al 70%- seguido del reloj despertador (34%). A la hora de tomarse una siesta, los menos afortunados son los habitantes de la capital, ya que sólo el 14% de los madrileños la disfruta. La encuesta afirma que, "dependiendo de las procedencias o el género, las manías cambian", por ejemplo, aunque en general en los días laborables los españoles "se despiertan medio dormidos", los que más sufren ese duermevela son los canarios (70%). Los andaluces y los catalanes son los que se despiertan más cansados por las mañanas, mientras que los gallegos y los extremeños, los que más remolonean en la cama antes de levantarse (43%). Los jóvenes son los que dicen "despertarse más dormidos, cansados y sin ganas de hablar" y suelen apagar el despertador muchas veces antes de levantarse. Dependiendo de la época del año, la sensación también cambia, en primavera y verano predomina "el buen humor" según el 40% de los encuestados, y en otoño e invierno los españoles sienten más "cansancio y falta de energía". Los fines de semana son completamente distintos, ya que, según el estudio, la mayoría se despierta con ganas de hacer cosas, activos y relajados, y 6 de cada 10 dicen que se despiertan por sí mismos. El peor momento del año para despertarse es después del período vacacional, ya que muchos coincidieron en que es cuando se levantan más cansados y de peor humor, siendo los niños (70%) y los adolescentes (73%) aquellos a los que más les cuesta dejar la cama.