(entrevista) Bonachela tira de instinto para mezclar la "danza pura" con la emoción

El coreógrafo catalán Rafael Bonachela ha apelado al instinto como argamasa para mezclar danza pura y emoción en su más reciente creación, "Arsenal de Demo-n/crazy", una "celebración de la danza a través del movimiento", que se estrena mañana, viernes, en La Habana. "Como coreógrafo soy muy instintivo, no planeo, todo lo que hago es abierto, no utilizo la narrativa lineal, mi trabajo lo hago a través de la danza pura y de la emoción que se puede causar, llegar a la gente a través de los sentimientos", indicó Bonachela en una entrevista con Efe. Tras seis semanas en La Habana, en su primer trabajo con un grupo de danza de la isla -la compañía Danza Contemporánea de Cuba-, Bonachela señala que la obra está "muy llena de fuerza, dinamismo, emociones, y de sensaciones". Este proyecto, realizado con la colaboración de la agencia Danza del Este, el British Council y la Oficina Cultural de la Embajada de España, tuvo una primera fase en mayo y continuó en las últimas semanas con un taller de danza impartido por Bonachela a Danza Contemporánea de Cuba y el estreno mundial de la obra creada especialmente para ese colectivo en el Gran Teatro de La Habana. Conocido por sus innovadoras coreografías y sus colaboraciones con artistas famosas, como la cantante pop australiana Kylie Minogue e importantes grupos de danza en el Reino Unido, donde está radicado, Bonachela afirmó que se siente "muy contento" con el resultado de esta experiencia profesional. Explicó que elaboró la coreografía "sobre la marcha, un día me llevó al día siguiente, y ese al otro", tras escoger la música y los 21 bailarines que intervienen en el espectáculo de 35 minutos de duración. El artista, de formación autodidacta, eligió para este montaje cuatro piezas musicales, dos composiciones contemporáneas de la norteamericana Julia Wolf, en las que destacan los instrumentos de cuerdas, y otras dos canciones, interpretadas por las cantantes españolas Estrella Morente y Bebé. "Toda la música ha sido compuesta y cantada por mujeres, algo que surgió y no fue determinado por una decisión consciente", precisó. Bonachela apuesta por llevar este trabajo a Europa el año próximo, particularmente al Reino Unido y España, porque confía en que Danza Contemporánea de Cuba "va a ser recibida con aplausos y con mucho entusiasmo". Para ello ha tenido en cuenta que "ahora hay una posibilidad de proyección internacional y están preparados para eso". En Cuba, asegura que ha encontrado "la creatividad, el soñar, el querer superarse como humano" y el haberse sentido "tan enriquecido por la calidad humana, la pasión y la entrega de estos bailarines". El artista, nacido en Barcelona en 1972, se unió como bailarín a la compañía Rambert Dance, la más antigua de Inglaterra, y con ella estrenó su primera coreografía, "Three Gone, Four Left Standing". En 2004 recibió el prestigioso premio "The Place" y en la actualidad se dedica a dirigir su propia compañía, "Bonachela Dance", asociada del Southbank Center de Londres, dando continuidad a su lenguaje vanguardista. El montaje de "Arsenal de Demo-n/crazy" le ha absorbido durante las últimas semanas y le ha impedido conocer la isla, pero Bonachela asegura que se irá del país "con una de las mayores satisfacciones que he tenido nunca, ya tendré tiempo de volver y de conocer el país".