Los hermanos Pinzón compran la tienda de disfraces más grande de Nueva York

Los descendientes de los hermanos Pinzón, los acompañantes de Cristóbal Colón en el descubrimiento de América, han comprado la tienda de disfraces más grande de Nueva York y la favorita de famosos como Michael Jackson o Mariah Carey. Los hermanos Pinzón, que aseguran ser descendientes directos de los famosos Pinzones, que acompañaron a Colón en el viaje al Nuevo Mundo, anunciaron hoy la compra de la célebre tienda de disfraces ´Abracadabra´, que durante décadas ha sido el punto neurálgico de la ciudad en Halloween y una de las predilectas de las celebridades famosos de la Gran Manzana. Robert y Joe Pinzón, nacidos en Ecuador e instalados en EEUU desde hace más de cuatro décadas, se han convertido en protagonistas de la actualidad, no por descubrir un nuevo continente, sino por hacerse con uno de los establecimientos más conocidos de Nueva York. Por la tienda de la calle 21, donde se instaló ´Abracadabra´ tras abandonar su histórico emplazamiento en la calle Cristopher, han pasado caras tan conocidas como Michael Jackson, Mariah Carey, Keith Richards o Michael Keaton buscando el disfraz ideal para celebrar Halloween por todo lo alto. "Ésta es una tienda única en Nueva York y quizás en todo el mundo", aseguró a Efe Robert, quien, ataviado como un descubridor español y ayudado por su hermano Joe, que ya trabajaba en el negocio, recitó con orgullo la lista de famosos asiduos al establecimiento. De entre todos ellos, Joe asegura sentir especial debilidad por el intérprete de ´Billy Jean´ o ´Thriller´ y recuerda que llegó a la tienda para comprar el artefacto que permitía a sus bailarines echar fuego por la boca para una de sus últimas actuaciones en el Madison Square Garden.