La actriz estadounidense Angelina Jolie llegó a Hanoi en un vuelo privado acompañada de su hijo mayor, Maddox, y del niño vietnamita de tres años que adoptó la semana pasada, Pax Thien, para conseguir el pasaporte norteamericano del pequeño.

"Ella apareció alta, delgada y hermosa, y sonreía muy contenta. Los niños estaban durmiendo cuando ayudamos a trasladarlos del avión a un coche", explicó el subdirector del aeropuerto Noi Bai de Hanoi, Chu Van Nguyet.

El funcionario indicó que la protagonista de "Tom Raider", de 31 años, viajaba además con dos asistentes, ambas mujeres, y tres guardaespaldas. Una vez más desde que llegó la semana pasada a Ho Chi Minh (antigua Saigón) para recoger a Pax de un orfanato, la famosa eludió a las docenas de periodistas y fotógrafos que esperaban su presencia en Hanoi.

Se prevé que Jolie recoja esta semana el pasaporte de su hijo de la Embajada de Estados Unidos y que después abandone Vietnam para reunirse con Brad Pitt, su actual compañero sentimental y padre de una hija que dio a luz en mayo del año pasado.

Los papeles de adopción se hicieron sólo en nombre de la actriz porque la legislación vietnamita no contempla la posibilidad de que parejas sin casar puedan adoptar niños. Jolie ha adelantado estos días que dejará por un tiempo su carrera cinematográfica para dedicar plena atención a su creciente familia: Maddox, de cinco años y adoptado en Camboya; Zahara, de dos años y originaria de Etiopía; Siloh, su hija con Pitt nacida en Namibia; y el recién ingresado Pax.