Dos iglesias prohíben yoga por considerarlo anticristiano

Dos iglesias británicas han prohibido a un profesora de yoga para niños que dé clase en una de sus salas por considerarlo una disciplina anticristiana, publican hoy los medios británicos. Los religiosos no han permitido el uso de sus instalaciones por que opinan, entre otros argumentos, que los métodos de meditación hindúes y budistas empleados en el yoga "interfieren" en las agendas espirituales de las iglesias, según las fuentes. La profesora de yoga Louis Woodcock, que se topó con la negativa de la iglesia baptista de Silver Street y la de la Iglesia de Inglaterra de St James en Taunton, Somerset, (al suroeste de Inglaterra) comento qué dichos argumentos eran "ridículos". Woodcock indicó que creía que las iglesias habían "malinterpretado" el propósito del yoga y que sus representantes habían sido "estrechos de mente". El reverendo Simon Farrar, de la Iglesia Baptista, explicó que como organización cristiana, al prestar salas de la iglesia, intentaban "que la gente entienda que las actividades deben guardar correlación con nuestra ética cristiana". Por su parte, el reverendo Tim Jones, de la Iglesia de St James, también explicó su reticencia a esta práctica: "Como cristianos, creemos que esta filosofía es falsa y no es algo que queramos promover".