Dos lesbianas lusas que no pueden casarse se comprometen en un vuelo a Madrid

Una pareja de lesbianas que el pasado año intentó sin éxito contraer matrimonio civil en Portugal llevó a cabo hoy, en el transcurso de un vuelo con destino a Madrid, un acto de "compromiso" para celebrar sus cerca de cinco años de relación. Teresa Pires, de 28 años, y Helena Paixao, de 35 años, querían además mostrar de esta forma su rechazo a la imposibilidad de contraer matrimonio en Portugal, a pesar de que la Constitución lusa proclama el principio de igualdad y proscribe cualquier discriminación por orientación sexual. Según fuentes de una agencia de comunicación vinculada a la iniciativa, las dos mujeres viajaron a la capital de España, donde sí es posible el matrimonio homosexual, invitadas por una compañía aérea de bajo coste y, una vez en Madrid, llevarán a cabo actos de carácter privado. Pero el abogado de la pareja, Luis Rodrigues, declaró a medios lusos que está en contra de la iniciativa, la calificó de acto de oportunismo empresarial para promover una ruta aérea y reveló que aconsejó a sus representadas no realizarlo. La iniciativa del compromiso a bordo del vuelo Lisboa-Madrid tiene lugar cuando se espera una decisión del Tribunal Constitucional luso sobre el rechazo del Registro Civil a la petición de ambas mujeres de contraer matrimonio. Las dos lesbianas recibieron en febrero de 2006 la negativa del Registro Civil de Lisboa a su petición de contraer matrimonio, decisión que recurrieron de forma inmediata. Su abogado defendió entonces que la Constitución, que establece el principio de igualdad y rechaza la discriminación por orientación sexual, debe prevalecer sobre el Código Civil y permitir que se casen las dos mujeres. La pareja ya anunció la intención de defender su derecho al matrimonio, pese a que el artículo 1.577 del Código Civil portugués prevé que sólo es posible el matrimonio entre dos personas de distinto sexo.