Un maestro nipón soborna a los alumnos que no querían anguila

Un profesor japonés de primaria sobornó a sus alumnos con cien yenes (0,85 dólares) para que no contasen que se había equivocado con sus menús de comida al pedir anguila en vez de cerdo, publica hoy el diario "The Asahi Shimbun". El maestro, de 52 años, que ejerce en un colegio de la localidad de Tsu (suroeste de Tokio), confundió el pedido del almuerzo de sus 32 alumnos y ordenó 24 anguilas a la parrilla y ocho filetes de cerdo, lo contrario que solicitaron los escolares. Cuando llegaron los menús, el profesor trató de convencer a los estudiantes, de entre 9 y 10 años, para que comiesen anguila en vez de cerdo, pero siete de ellos se negaron y manifestaron su desagrado por ese pescado, típicamente japonés. Esta circunstancia alteró al maestro, que esperó al final de la jornada lectiva para hablar con los disgustados niños que no probaron bocado y ofrecerles cien yenes a cambio de su silencio. Sin embargo, el secreto pronto salió a la luz: el profesor fue delatado y tuvo que dar explicaciones al director del centro. Avergonzado, el tutor aseguró que quiso solucionar el problema por sus propios medios pero que ahora estaba demostraba su "comportamiento inadecuado como profesor", según el diario japonés.