Las novias estadounidenses descubren la casa de sus sueños en Nueva York

Una elegante casa victoriana del centro de Manhattan se ha convertido en el paraíso de las novias estadounidenses, en donde un grupo de expertos les enseña cómo organizar una boda, un evento convertido en un lucrativo negocio. A ese edificio, rebautizado como "Dream House" (Casa de ensueño), acuden hasta el 15 de noviembre muchas parejas norteamericanas que buscan consejo, en este caso gratuito, para iniciar con buen pie su vida en común. Allí, además ven las últimas tendencias en decoración de interiores, los diseños de trajes de novia más a la moda y los trucos más imaginativos para enfrentarse sin nervios a la vida de pareja, en un entorno ideado por el grupo editorial Condé Nast. El grupo de comunicación alquiló el hogar de una afamada arquitecta de Nueva York y convirtió sus cuatro plantas y casi 470 metros cuadrados en "la casa de los sueños para cualquier novia", según explicó en una entrevista a Efe la experta en bodas para el conglomerado mediático en EEUU, Shannon Godfrey. "La novias encuentran en esta casa todo lo que necesitan, desde la moda a la belleza, pasando por la buena forma física y lo necesario para llenar las habitaciones vacías de un nuevo hogar", explicó Godfrey, quien en breve pasará por la vicaría y que reconoció haber encontrado inspiración en el lugar para celebrar su enlace. Vestidos de novia de varias firmas y boutiques neoyorquinas, apuestas de maquillaje de la casa Dior y los perfumes de la diseñadora Vera Wang ocupan un piso entero del edificio, donde también se ofrecen sesiones de tratamiento de la piel así como cursos de ejercicio físico completamente gratuitos. Godfrey recordó que la casa está abierta a todo el mundo, pero, "sobre todo, a aquellas parejas que se acaban de prometer matrimonio, a las que se van a casar en breve y también a aquellas que están esperanzadas en hacerlo algún día". "También han venido por el momento muchas chicas solteras y sin compromiso, pero que esperan casarse algún día y quieren tomar ideas ya. Es algo que nos ha sorprendido", explicó la experta, quien recordó que el ritmo trepidante de trabajo en Nueva York muchas veces alarga "más de la cuenta" la espera para empezar "una vida en común junto a la persona ideal". La "Dream House" está dividida en diferentes habitaciones diseñadas por algunos de los interioristas más pujantes y mediáticos de la Gran Manzana, como Franck Hodelin, conocido por su participación en el programa "The View" de la ABC, y Cathy Hobbs, ganadora de un Emmy por sus programas de decoración. "La casa está dispuesta tal y como lo estaría la de tus sueños: todo en su sitio y con mucho, mucho estilo", aseguró la experta, para quien uno de los aciertos es que la decoración mezcla elementos de lujo con otros que están al alcance de cualquier bolsillo. Las parejas que lo deseen pueden recorrer los cuatro pisos de la casa y visitar una cocina equipada al máximo confort, dos salones, un comedor, un estudio y tres dormitorios de ensueño, de los que podrán tomar nota de todo lo que albergan, ya que cada habitación cuenta con paneles en los que se explica dónde conseguir cada detalle. Pese a que la "Dream House" es un lugar de lujo que a muchos neoyorquinos les gustaría poseer en un momento en que los precios de las viviendas están por las nubes en Manhattan, la idea que encierra el proyecto para Godfrey es la de llegar a "gente corriente que quiera tomar ideas de aquí y ponerlas en práctica en sus pequeños apartamentos". La ayuda que presta la "Dream House" va más allá del enlace y la puesta a punto de un hogar, ya que también ofrece varios seminarios para formar a las parejas en cómo hacer frente a una velada con amigos en casa, cómo elegir los mejores vinos para cada ocasión o los mejores destinos de vacaciones como casados, entre otros aspectos. La entrada al lugar es gratuita, aunque los organizadores recomiendan que los visitantes realicen alguna donación en favor de la fundación "I do" (Sí quiero), que apuesta por recaudar dinero para diferentes fondos caritativos durante la celebración de las bodas.