El número cuatro, abolido en las matrículas de una ciudad china

Una ciudad china ha eliminado de las matrículas de los automóviles el número cuatro, de mal augurio en la cultura del país asiático debido a que su pronunciación -"si"- es similar a la de la palabra "muerte" en mandarín, informó hoy la agencia estatal Xinhua. Con esa medida, las autoridades de Haikou, en el extremo sur del país, quiere acabar con los retrasos a la hora de repartir matrículas en la ciudad, ya que mucha gente a la que se le asignaba originalmente una matrícula con un cuatro decidía esperar a que le dieran otra, lo que demoraba bastante el proceso. Según Huang Haipeng, portavoz de la policía de tráfico local, el número de coches registrados cada día ha pasado de 80 a más de 100 desde que entró en vigor la medida. Pero no todos están de acuerdo con ella: "Es ridículo. El prejuicio contra el número cuatro es infundado, y el Gobierno no debería respaldar tales supersticiones", se quejó Liang, un músico que quería tener el número cuatro en su matrícula porque suena como la nota musical "si". Haiku, con un millón de habitantes y 200.000 vehículos, no es la primera ciudad china en tomar esta medida, ya que Shenzhen, en la provincia sureña de Cantón, dejó de incluir el cuatro en sus matrículas precisamente en el año 2004. Mientras el cuatro en el número maldito, los de la buena suerte son el seis, el ocho y el nueve, que en la ciudad de Cantón se subastan cada año en las llamadas "matrículas de los números afortunados", que pueden llegar a alcanzar los 26.000 dólares (19.000 euros).