(previsión) España extiende su pasarela de moda hasta el barrio neoyorquino del SoHo

La moda española tiende hoy un puente directo hasta la Gran Manzana, en donde se exhiben algunas de las mejores creaciones vistas en la Pasarela Cibeles de la mano de diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada, Devota y Lomba, David Delfín, Alma Aguilar o Roberto Torretta. Ellos y otros, como Ailanto, Ana Locking, Jesús del Pozo, Duyos, Juanjo Oliva, Francis Montesinos, Javier Larrainzar, Miguel Palacio y Roberto Verino, además de establecimientos de complementos de moda como calzado y joyería, están presentes ya en la Gran Manzana exhibiendo la etiqueta del "Made in Spain". "Con este evento la Cámara de Comercio de España-Estados Unidos celebra el esfuerzo de empresas y diseñadores por mantener un alto nivel de calidad y de diseño en el mercado más competitivo del mundo", dijo hoy la directora de esa institución, Bisila Bokoko, que añadió que así "se crea una plataforma para dar una oportunidad a quienes aún no tienen presencia en el mercado estadounidense". "Tengo mucha ilusión y muchas ganas de estar presente este año y, en un futuro, estarlo mucho más presente. Es pronto para pensar en abrir mi propia tienda en Nueva York", dijo a Efe Alma Aguilar, al tiempo que subrayó que "actos como este nos benefician en todos los sentidos: a la moda y a la cultura española. Cada vez hay más interés por todas partes hacia los diseños españoles". La promoción de la moda española en Nueva York, una de las capitales mundiales del diseño textil, se plasma con la celebración de la tercera edición de la llamada "Milla Española del SoHo" (South of Houston street), en un recorrido por las tiendas de la ciudad que en ese barrio venden moda de España. El tour neoyorquino de la moda española incluye un "pasaporte" que sellan las tiendas visitadas y que permite descuentos en esos negocios y en algunos restaurantes de cocina española en Manhattan, así como a una fiesta nocturna en la que estarán presentes los diseñadores. Paradas obligatorias de ese "fashion line" son los establecimientos de Custo Barcelona y Agatha Ruiz de la Prada, dos de los diseñadores españoles más exitosos y conocidos en Estados Unidos, así como las tiendas de calzado Camper y Jaime Mascaró, además de la joyería Tous. En uno de los edificios más emblemáticos de esa zona de Manhattan, el Trump SoHo, se exhiben las propuestas de esos diseñadores, que han contado con la colaboración de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), presidida por el diseñador Modesto Lomba. "La moda española ya ha puesto un pie en EEUU, pero ahora necesitamos poner el segundo, las manos y la cabeza. Todavía nos queda un camino importante que recorrer, pero estamos bien y creo que hay una buena demanda de moda española tanto de Europa como de EEUU", dijo Lomba a Efe. En el edificio Trump los creadores han optado por un formato dinámico para presentarse, mostrando en diferentes ambientes y dependencias entre dos y tres de sus diseños. A la inauguración de esta exposición asistirán otros diseñadores muy conocidos del mercado estadounidense de la moda, como Diane Von Furstenberg, Donna Karan, Narciso Rodríguez o Marc Jacobs, así como algunas modelos españolas e internacionales, como Giselle Bundchen, Eugenia Silva o Karolina Kurkova, además del anfitrión del evento, el empresario Donald Trump. La siguiente parada del tour es la de los diseñadores de calzado, muchos de ellos establecidos en una de las calles de la moda en Manhattan, Greene, en donde exponen sus creaciones Alima, Chie Mihara, Magrit, Paco Gil, Pedro García, Pura López, Ras y Sinela. A la última parada de este recorrido "fashion" se la ha dado el nombre de "Skylight", y en ella están presentes las propuestas de Jocomomola, Miryam Gallego, Manolita Watlin, Teresa Helbig, Anauve, Salvador Sapena, María Barrios y Marta del Diego. La Comunidad Autónoma de Madrid, con su viceconsejera de Turismo y Cultura, Concepción Guerra, y el Ayuntamiento de la capital española, con su coordinador de Economía, Javier Oyarzábal, promocionan esta iniciativa en Manhattan. "Madrid está con la moda y apoya a los diseñadores españoles", dijo a Efe Oyarzábal, además de señalar que "la moda sirve como elemento en el que basar nuestra imagen en el exterior. Es sinónimo de imagen y, en el caso de la española, de calidad, por lo que es una excelente tarjeta de presentación en el mercado estadounidense".