El primer ministro Olmert pasará vacaciones en su residencia por seguridad

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, y su esposa se verán privados de sus vacaciones por razones de seguridad y pasarán los cinco días de descanso que deseaban tomarse en su residencia oficial de Jerusalén. Olmert quería alquilar una casa y un automóvil para viajar por el norte de Italia, pero los responsables de su protección en el Servicio General de Seguridad (Shin Bet), que lo examinaron junto con colegas de ese país, llegaron a la conclusión de que sería complicado, informa hoy el diario "Haaretz". Su colega italiano, Romano Prodi, animó a Olmert para que viajara de vacaciones a su país, donde se proponía pasar inadvertido. Pero sus guardaespaldas le informaron de que no sería suficiente viajar a Italia acompañado por algunos agentes y que sería necesario fletar un avión militar de carga Hércules con tres vehículos blindados a costa de los contribuyentes israelíes. Si viajara a Italia, según los comentaristas, sería la mejor señal para tranquilizar a Siria en el sentido de que, aunque el Ejército israelí está de maniobras en la meseta del Golán -cuya devolución reclama aquel país-, Israel no marcha a una guerra. También tuvo que renunciar el jefe del Gobierno a unas vacaciones en Galilea, donde podría, como otros israelíes, alquilar una habitación con desayuno en alguna de las hosterías rurales, pero eso significaría perturbar las vacaciones de miles de turistas en cada uno de sus movimientos cuando saliese del alojamiento debido a la cantidad de vehículos del Shin Bet que participan en su custodia. Por ello, Olmert pasará sus vacaciones en la "fortaleza" de la calle Balfour 3, así llamada por la cantidad de medidas de seguridad y de vigilantes en torno a la misma.