Los ruidos en la chimenea no eran de Papá Noel, sino de un torpe ladrón

Los ruidos en la chimenea que escucharon hoy los empleados de un hotel de Australia no los causaba Papa Noel, sino un supuesto ladrón atorado en el conducto de humos. Los bomberos de la localidad de Alice Springs tardaron una hora y media en desatascar al hombre del hueco de la chimenea del Hotel Gapview, por donde se había intentado colar al bar del establecimiento en busca de alcohol, según explicó a los trabajadores que escucharon sus llamadas de auxilio. "Estaba muy confundido y avergonzado, por lo que no dijo mucho cuando lo sacamos", declaró el bombero Mark James a la radio australiana ABC. El falso Santa Claus, que se había pasado unas diez horas hecho un ovillo, fue trasladado a un ambulatorio para que le curasen de heridas menores y luego a una comisaría para que lo interrogara la Policía.