Un sirio cumple 113 años y su esposa 103 a base de cordero y verduras

Un sirio ha cumplido 113 años y su esposa diez menos que él con una receta que puede parecer muy simple: alimentación a base de verduras, carne de cordero y mantequilla líquida, pero sin incluir cenas nocturnas. La historia la relata hoy el diario "Tishreen", que publica fotos de la que podría ser la pareja más anciana del mundo en su pueblo de Kum al-Basha, en la provincia de Quneitra, junto a los Altos del Golán ocupados por Israel. La pareja de Issa Ali al-Nader y su esposa Heila Khalaf, con una descendencia de 107 familiares, llevan 50 años recibiendo huéspedes en su "madiafa" o pensión, y según las fotos que publica el diario aparentan tener buena salud. Issa atribuye su longevidad a su dieta a base de verduras, carne y leche de oveja y mantequilla líquida, pero solo al mediodía, pues tienen por costumbre no cenar por la noche. Esto le ha permitido no ir en toda su vida más que una vez al hospital, para extirpar el apéndice.