Los suegros de Winehouse piden boicot a sus discos para que deje las drogas

Los suegros de la cantante británica de soul Amy Winehouse pidieron hoy a sus seguidores que dejen de comprar sus álbumes hasta que tanto ella como su marido busquen tratamiento médico para su "adicción a las drogas". "Quizás haya llegado el momento de dejar de adquirir sus discos. Así comprenderán que su adicción a las drogas y su comportamiento son inaceptables", afirmaron los preocupados Giles y Georgette Fielder-Civil, padres del marido de Winehouse, tras asegurar que tanto Amy como su hijo se han convertido ya en drogadictos. En declaraciones a Radio 5 de la BBC, los suegros de Winehouse dijeron estar preocupados por el estado de salud de la pareja y pidieron que no se le conceda a la cantante ninguno de los premios a los que está nominada. Sin embargo, el padre de la cantante, Mitch Winehouse, afirmó en el mismo programa que "desafortunadamente" el boicot no serviría para nada. "La única solución es no marginarlos ni encerrarlos. En algún momento tocarán fondo y se darán cuenta de que no quieren seguir más por este camino", añadió el padre de la cantante. Las alarmas por el estado de salud de Winehouse, de 23 años, saltaron de nuevo la semana pasada cuando la artista salió de un hotel londinense manchada de sangre, tras una presunta discusión con Blake, su marido. Se trata del último de una serie de escándalos con las drogas y el alcohol protagonizados por la cantante, un mes después de su ingreso en un hospital por sobredosis y al final de un verano en el que las cancelaciones de conciertos han sido más frecuentes que sus actuaciones sobre el escenario.