El tenor argentino José Cura decide probar suerte como director escénico

El tenor y director de orquesta argentino José Cura ha decido explorar nuevos horizontes artísticos y probar suerte como director escénico aunque sin abandonar el canto por la sencilla razón de que "con eso es con lo que pago mis facturas". "Como realizador soy un principiante y por tanto mal pagado. Es más, mi caché actual como regista es más o menos lo que gano en una noche como tenor", declaró Cura en una entrevista con la revista especializada "Opernglas". Cura, afincado desde hace años en España, adelantó que su debut como realizador será el 17 de mayo en la ciudad de Colonia (oeste de Alemania) y la producción elegida como ópera prima "Un ballo in Maschera" (Un baile de máscaras), de Guissepe Verdi. "Alemania es un lugar ideal para cualquier realizador, porque el público aquí es más abierto que en cualquier otro sitio", sostuvo Cura, que no por ello se siente más aliviado pues "mi gran desafío como regie es lograr un equilibrio entre modernidad y tradición". El músico, que consideró esta experiencia como "un paso más en su carrera, como el de los muchos actores que tras años de experiencia deciden ponerse al otro lado de la cámara", insistió en que no sólo no abandonará su faceta de cantante, sino que ampliará su repertorio. Entre los planes de futuro de Cura está "Parsifal", ópera de Richard Wagner que cantará en versión concertante en el 2010 en la Deustche Oper de Berlín y que será un nuevo gran desafío para él y no sólo porque, en este caso, deberá cantar en alemán.