El mal tiempo obliga a cerrar la "playa" de París en el Sena

La llamada "playa" de París, el conjunto de instalaciones dispuestas por el Ayuntamiento en las orillas del Sena para disfrute de la población local y los turistas, cerró hoy sus puertas tras un mes de actividad caracterizado por el mal tiempo y la lluvia. Durante un mes ha tenido lugar la sexta edición de una iniciativa puesta en marcha por el alcalde socialista Bertrand Delanoe y que aprovecha algunas zonas a orillas del río Sena para disponer areneros, duchas, tumbonas, zonas de juego infantil y bares con terraza, entre otros elementos. Concebida para hacer el verano más placentero, la "playa" parisina ha tenido este año un adversario muy duro, ya que las temperaturas frescas, el cielo nublado y la lluvia ocasional han predominado en estas últimas semanas. Por eso la alcaldía, que esperaba tres millones de participantes, no ha dado este año cifras totales y sólo las ha proporcionado parciales para algunas atracciones, como la zona infantil de juegos, el taller de "tai-chi" o los partidos de "voley-playa" en un arenero frente a la sede del Ayuntamiento. Las calzadas junto al Sena que durante un mes han permanecido cerradas al tráfico rodado han vuelto a ser abiertas hoy y los funcionarios municipales han recogido ya los maceteros y las fuentes. Lo que no está claro es la continuidad de la iniciativa, como hoy se encargó de recordar la adjunta al alcalde parisino, Anne Hidalgo, ya que en marzo de 2008 habrá elecciones municipales en Francia y todo dependerá de quién ejerza el poder en la capital.