Una traca de 20 kilómetros de petardos en China entrar en récord Guinnes

Un pueblo de China, país de origen de la pólvora y los fuegos artificiales, explotó hoy una traca de 20,08 kilómetros de petardos, con la que espera entrar en el libro Guinness de los récords, informaron hoy a Efe organizadores de este acto pirotécnico. El estruendo de la traca, que pesaba 2.900 kilos, se prolongó durante una hora, y eso que la velocidad a la que explotó fue 12 veces mayor que la de los petardos habituales, ya que fue elaborada con una nueva técnica especial, según relataron sus inventores. La kilométrica traca fue el plato fuerte del VIII Festival Internacional de Pirotecnia de Liuyang (provincia central de Hunan), uno de los principales centros nacionales de producción de petardos y fuegos artificiales. Los 20,08 kilómetros aluden al año 2008, en el que Pekín celebra sus Juegos Olímpicos, y número de moda entre los chinos dispuestos a batir récords (como las 2.008 bodas que se celebraron simultáneamente en la Gran Muralla en agosto o una monumental barbacoa de 2.008 pollos que se organizó esta semana en la capital china). La traca comenzó en una plaza de Dayao, un pueblo de las afueras, y terminó en el centro de la ciudad de Liuyang. Más de 10.000 espectadores presenciaron el espectáculo, acompañados de 3.000 operarios de seguridad y bomberos. Los fabricantes de esta clase de traca destacaron que "avanza" tan rápido como un atleta olímpico (100 metros en 10 segundos) y puede encenderse aunque llueva, otra característica que la diferencia de los petardos normales. Expertos en pirotecnia de 35 fábricas de la ciudad unieron sus fuerzas para desarrollar este tipo de artefacto, que se venderá en las tiendas chinas a un precio tres veces mayor que las tracas normales.